::.Síganos también  en--.>


Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

******************************************************************************************************************************************************************************************************************
******************************************************************************************************************************************************************************************************************
Deportes

  Este espacio está reservado para su publicidad.
  Llámenos al 3186062855 o escríbanos a
  juancardila@gmail.com
Por enésima vez, las humildes mujeres al servicio de Chemical Products -la empresa a la que contrata el Distrito para que asee las escuelas oficiales - salieron a protestar porque desde hace varios meses no les pagan sus emolumentos.

Cansadas porque, a pesar de la labor que prestan religiosamente cada vez que son llamadas, no sólo no les pagan oportunamente sino que, además, se atrasan injustificadamente con los pagos de su salud y pensión y son maltratadas sicológicamente de forma permanente, las trabajadoras salieron a la calle a exteriorizar sus voces de protesta y llamar la atención de las autoridades sobre la difícil situación que padecen.

Tanto en la cuarta avenida de Manga, frente a la sede de la empresa, como en la avenida Blas de Lezo, a un costado de la sede de la Alcaldía, las mujeres exigieron que se les mitigue de la manera más pronta posible su padecimiento, para lo cual pidieron que la Administración del Distrito gestione con Chemical sus pagos.

Alcaldía se compromete

Con el fin de sortear la difícil situación presentada: cerca de un centenar de mujeres bloqueando una de las dos únicas avenidas que permiten la entrada y la salida a los barrios Bocagrande, Castillogrande y El Laguito, el secretario General de la Alcaldía, Jorge Lequerica Araujo, recibió en su despacho a una comisión de las protestantes, a quienes les prometió interceder ante los propietarios de Chemical para que les paguen sus honorarios y prestaciones "en el término de la distancia".



Denuncian que las autoridades no las escuchan
Trabajadoras de Chemical no soportan más afrentas
        CARTAGENA
Cortesía