::.Síganos también  en--.>
Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com


******************************************************************************************************************************************************************************************************************
******************************************************************************************************************************************************************************************************************

Bitácora Gobernación de Bolívar

Las noticias del Departamento
  Este espacio está reservado
  para su publicidad.
  Llámenos al 3186062855
  o escríbanos a
  juancardila@gmail.com
Deportes

    COMUNIDAD
Mientras que durante el gobierno anterior el promedio llegó a ser de 20  oferentes, en las últimas licitaciones es de uno solo. En Metro.com indagamos por qué.
Pequeños constructores se quejan de excesivas exigencias en los pliegos
Preocupa que a las licitaciones que abre la Alcaldía se presenten cada día menos proponentes
Unos de los contratos más disputados, durante las últimas administraciones, han sido los de aseo y los de vigilancia de las instituciones educativas del Distrito. Tras las últimas adjudicaciones de estos dos servicios, unos oferentes, considerando que se habían cometido irregularidades, interpusieron sendas denuncias. Sin embargo, la noticia es que hoy, por falta de proponentes, el contrato para el aseo de las escuelas oficiales, por $570 millones durante dos meses, se adjudicará a dedo.

Algo similar sucede con los contratos de obras civiles. El promedio de participantes en las licitaciones públicas abiertas durante el gobierno de Judith Pinedo fue de 20, mientras que en el actual sorprende que en tres de las cuatro licitaciones en proceso se presentó un solo oferente, y en la restante únicamente tres. Todo ello, a pesar de que durante el 2012 no se abrió prácticamente ninguna licitación, y los constructores de la ciudad estaban -están - ávidos de participar en las posibilidades que se presenten. Lo más grave -según analistas consultados - es que si por cualquier circunstancia el proponente único no cumple con las condiciones impuestas en los respectivos pliegos hay que declarar desierta la licitación. Y de ahí a la adjudicación a dedo hay solo un paso.

De hecho, basta con entrar al portar www.contratos.gov.co y anotar los correspondientes criterios de búsqueda en las 'ventanas' de los procesos licitatorios abiertos por la Alcaldía de Cartagena para apreciar que dos de los constructores que ofertaron en solitario tienen que corregir de fondo sus propuestas. Según la evaluación realizada por el respectivo comité, dos de los proponentes deben subsanar casi todos los aspectos financieros. De no hacerlo, y es difícil que unos lo hagan, tendrían que declarar desierta la respectiva licitación.

Metro.com se dio a la tarea de indagar por qué estaría sucediendo este hecho, el cual es calificado como "altamente sospechoso" por entendidos en la materia, y que parecería ser la punta del iceberg de una serie de violaciones a la Ley de Contratación.

Curiosamente, las entidades que deben pronunciarse sobre el caso son las que agremian a los ingenieros, arquitectos y, en general, constructores de la ciudad, entre ellos la Sociedad de Ingenieros y Arquitectos de Bolívar - SIAB y la Asociación de Ingenieros de Colombia capítulo de Bolívar - ACIEMBOL, no lo han hecho de manera formal. Quienes sí han hablado y explicado las razones por las cuales creen que se esté presentando este fenómeno son varios de los miembros de estos gremios; estos, sin embargo, prefieren que sus nombres no sean mencionados. Unos aducen que quienen tienen que pronunciarse son los presidentes respectivos; otros alegan que prefieren no enemistarse con los nominadores.

¿Requisitos exagerados?
Compendiando lo expresado por unos constructores, varios de los cuales han participado en procesos licitatorios en años anteriores, basta hacer un análisis somero a los pliegos de los procesos que hoy están abiertos en Cartagena para apreciar que "no son necesarios tantos requisitos y con tanto alcance para una licitación de unos simples canales" . Según uno de los expertos consultados, "con tantos y tan exigentes requisitos, solo pueden cumplir las empresas grandes y volvemos al monopolio que la Ley y los propios gremios pretenden combatir". Un ingeniero aseguró que se abstuvo de participar, a pesar de conatr con experiencia en obras como las que se buscan realizar, porque le pareció absurdo y sospechoso que, por ejemplo, se exija "haber ejecutado 10.160 m2 de pavimentos de 20 cms. o más de espesor", cuando se trata de "una licitación de canales y no de pavimentos". Al constructor le llamó "poderosamente la atención" (esas fueron sus palabras) "la cifra exacta solicitada". "¿Por qué 10.160 m2 y no 9.000, o 12.000?", se preguntó el profesional, "en qué o en quién estaban pensando?"

Sobre este particular, se supo que la Administración adujo en la correspondiente audiencia de aclaración que "en la licitación se van a ejecutar aproximadamente 7.000 m2 de pavimento con esa especificación, por lo que el Distrito pide experiencia de 1.5 veces". Ello, según varios de los ingenieros consultados, "es totalmente falso, porque las cantidades a ejecutar, de acuerdo a los cuadros de cantidades, son 1.350 m2 en la licitación 005, 5.080 m2 en la licitación 006, 300,00 m2 en la licitación 007 y 1.454,92 m2 en la licitación 008". Según los expertos, "lo lógico es que hubiesen pedido 1.5 veces la cantidad de cada licitación, ya que son licitaciones totalmente independientes y diferentes, y no hacer una exigencia sumamente alta, para todas, con lo cual favorecen a las empresas grandes en perjuicio de las empresas pequeñas".

Otro experto se refirió a los términos estipulados para la ejecución de las obras. Según él, "el plazo solicitado de 120 días no lo cumple nadie; es un sofisma de distracción y va a pasar como los plazos que el Banco Mundial exigía para las obras de Transcaribe, y que ocasionaron los problemas que todos conocen". De acuerdo con esta fuente, el temor es que la obra se adjudique con esta falencia pero, una vez en ejecución, se procedan a realizar las correcciones, "favoreciendo con ello a quienes se las adjudiquen". 

Para otro conocedor de la materia, otro hecho que resulta "sumamente sospechoso", lo cual -según él -debería mover a los órganos de control a intervenir, es que al menos el valor de tres de las propuestas son casi idénticos al de los presupuestos oficiales. "Esto no es normal; yo he cotizado en múltiples ocasiones y se que las posibilidades de que esto suceda son remotas; cotizar tan cerca del presupuesto oficial y casi que con la misma diferencia (entre 4 y 5 millones de pesos cada una) solo es posible si sospechas o sabes que vas a ser el único proponente".

En efecto, Metro.com pudo establecer que en la licitación 005 el valor de la propuesta es $4.147.762.735 y el presupuesto oficial es $4.151.613.588; en la licitación 006 el valor de la propuesta es $5.016.607.399 y el presupuesto oficial es $5.021.787.905; y en la licitación 008 el valor de la propuesta es $4.866.682.451 y el presupuesto oficial es $4.870.434.869. Consultados otros ingenieros, hubo coincidencia en varias respuestas; "será que los proponentes son adivinos", fue una de las frases más repetidas.

Otras perlas
Para los expertos "la ley exige que las interventorías sean contratadas mediante procesos de concursos de méritos, y estos no se han convocado todavía para estos procesos licitatorios". De igual forma, aseguran que en los pliegos se "dice que el proponente deberá presentar el AUI como % de los costos directos y su discriminación, pero no aclaran si es la discriminación interna de cómo llegan a los valores presentados o es sencillamente presentar un valor para la A (administración), otro para la I (imprevistos) y otro para la U (utilidad)". Según ellos "tanto la A como la I están asociadas al plazo de la obra, parámetro que se ha convertido en más importante que la obra misma, pero este no aparece mencionado por ningún lado". Para uno de los ingenieros consultados, se da por supuesto que "estará contemplada por separado la matriz de riesgos y su asignación, tal y como lo recomienda el mismo gobierno en su documento Conpes de 2011; esto tiene mucho que ver con los plazos, y construir canales es muy diferente a construir pavimentos desde el punto de vista de riesgos y lluvias".

Otras inquietudes están referidas a varios ítems sobre los cuales, según los analistas, no existe mayor claridad. "Por ejemplo, el ítem de retiro de sobrantes exige la disposición de escombros en la escombrera solamente en dos licitaciones y en las otras dos no hace claridad alguna; solo dice 'retiro de material sobrante'; y el ítem de manejo de aguas tiene como cantidad 90 días en la licitación 005 y 597.94 ml en la licitación 007". Uno de los ingenieros, señalando las frases correspondientes en una copia de los pliegos, se pregunta cómo se habrá presupuestado ese ítem en el presupuesto oficial "si eso no lo entiende ni Mandrake".


"En la licitación 006, en el numeral 3.2.2.1, que habla de 'precio = 400 puntos', dice literalmente que la totalidad de las casillas de 'valor unitario' presenten el valor ofrecido para cada uno de los ítems contenidos en el anexo No 4 (cuadro de cantidades de obra)", señala otro de los consulatos, "y dice que la propuesta que incumpla esta condicion será rechazada; sin embargo, en el cuadro de cantidades aparece, en el ítem 22.0, uno de los sub-items (sin numeración) denominado perfilada del concreto con 33 de cantidad, pero la casilla correspondiente a la unidad está en blanco, lo cual imposibilita que los proponentes coticen algo donde no le definen la unidad, que puede ser ml, m2, m3, unid, etc, etc."

Según esta fuente, "estos son los ítems que, como no tienen claridad meridiana, se cambian durante la obra y favorecen al contratista, porque ya no está compitiendo con nadie para colocar los precios".


Cortesía Prensa Alcaldía