Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

::.Síganos también  en--.>
“Yo llevo 30 años de ser periodista y casi nunca me han corregido” ripostaba molesto, el Alcalde de Cartagena Campo Elías Terán, cuando daba declaraciones a algunos medios. Su molestia iba dirigida a la periodista del Canal Cartagena Ana María Cuesta, de quien, en la misma entrevista, dijo que lo perseguía a diario porque esta le trasladó el sentir de muchos cartageneros que analizamos el devenir de su administración en lo que concierne a su promesa de no contratar a EDURBE para un menester distinto a la recuperación de caños y lagunas, pero sí para la refacción de la Avenida Santander, vanidad para los foráneos de la Cumbre. Ver nota: “Edurbe se dedicará a recuperar caños y lagos”.

¿Periodista? Es inadmisible seguir legitimando como un excelente ejercicio periodístico el practicado por Terán y sus pares. Leer noticias, burlarse de ellas, acosar secretarios como parte de una dinámica proselitista, entregar mercaditos con el auspicio de quienes serían sus financistas (como lo confirmó Miguel Navas). Condicionar la agenda noticiosa a partir del que paga, pauta y pasa la liga, no avalan 20, 30 o 40 años de experiencia de X o Y “periodista”.

Si ello es hacer periodismo, pierden el tiempo los programas de comunicación social y sus estudiantes, así como no vale un quinto el cartón que se forjó la periodista Cuesta en 5 años de academia. Vale sí el que Terán y otros “libertadores” se levantaron sin al parecer ningún mérito académico.

Por otro lado, insisto (como en campaña) en categorizar este como un gobierno oclocrático, tal como lo ratificara –inusitadamente- el Concejal Andrés Betancourt. La oclocracia para perdurar necesita del poder mediático de su lado y todo apunta a que así lo haya definido la actual administración.  

Lo peor es que haya medios que avalen esta perversa dinámica “amigusta”  medios de comunicación – gobierno,   tal como lo hiciera el periódico El Universal en aquella “gran” nota publicada hace un par de mes cínicamente titulada “Hay 'campo' para todos los periodistas en la Alcaldía: hubo reconciliación”. 

Sí, los radiales y algunos escritos de la ciudad, están presuntamente alineados y sería interesante –por qué no- revisar el plan de medios de ésta para constatar que tanto “campo hay para todos los periodistas en la Alcaldía”. Terán permite como gobernante lo que legitimó como periodista, lo que esté fuera de ese juego será calificado como persecución.

Decía en su cuenta de facebook el ex concejal Jorge Cárcamo, “La verdadera libertad de prensa es decir con responsabilidad y objetividad todo lo que incomoda al gobernante”. Eso es lo que Cuesta hace, y lo que el oclócrata de 30 años de experiencia periodística ve como una persecución, entonces, es allí donde el ALCALDE demuestra una vez más que no tiene claro el concepto de DEMOCRACIA, y los contrapesos legítimos que la fortalecen, como tampoco conoce la premisa primigenia del PERIODISMO (vigilancia y control de los poderes del estado). Los periodistas no pueden dejar de vigilar el poder para ser amigos del él. Todo fue advertido, pero en su momento éramos enemigos de esa gran gesta popular que hoy es a toda luz el gobierno de la muchedumbre.


judi2414@hotmail.com
jdperdomoalaba@gmail.com


* Estudiante de Comunicación Social de la Universidad de Cartagena
El gobierno de la muchedumbre
Por Juan Diego Perdomo Alaba *


Otros artículos del mismo autor
Mi voto por Mockus
     POLÍTICA