Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

::.Síganos también  en--.>
Estamos exactamente a veinte días para que se dé inicio a los XXIX Juegos Deportivos Nacionales "Carlos Lleras Restrepo" 2012, los cuales tienen tres sedes departamentales como son: Córdoba, Cauca y Norte de Santander.

Desde el día tres y hasta el diecisiete del mes de noviembre del año en curso, el país se polarizará alrededor de las máximas justas que cada cuatro años se realizan en sedes del territorio nacional.

En este transcurrir los deportistas de los diferentes departamentos pondrán su máximo empeño para ganar preseas doradas y se sabrá la verdad sobre quienes estuvieron mejor entrenados durante el ciclo de cuatro años 2009-2012, o si solamente fue el último año de preparación el suficiente para obtener los pronosticados metales dorados y el lugar del departamento en la tabla de medallerias.

Quienes creemos en los procesos deportivos, opinamos que los departamentos donde no se llevó a cabo el ciclo de cuatro años de preparación, difícilmente podrán obtener lo que presagiaron; de lo contrario se estarían echando por tierra todos los conceptos científicos que durante años se han debatido en foros y escritos de grandes pensadores plasmados en textos que sirven de consulta a estudiosos de las teorías y metodologías del entrenamiento deportivo para la alta competición.

No queremos ni imaginarnos que aquellos que por ostentar poder político y económico han desafiado la ciencia del deporte y retado por absoluta ignorancia los postulados del conocido "ciclo de entrenamiento", resulten en estos juegos nacionales ganando las medallas torpemente pronosticadas.

De lograr sus "amenazantes" resultados tendríamos que durante los años 2013 y 2014 tampoco se contratarían entrenadores, ni  se renovaría la implementación deportiva, como tampoco se incrementaría la competencia interna ni mucho menos se asistiría a competencias de talla internacional, y cuando se avecine el año 2015, año de los XXX juegos nacionales, harían lo mismo que hicieron este año, pretender medallerías pero sin implementar el ciclo de preparación para nuestros deportistas, como ha ocurrido para estas justas nacionales en el departamento de Bolívar, sustentando sus pretensiones en slogans, como "Bolívar Ganador" y no en verdadero apoyo al deporte y su deportistas.

Podemos asegurar, por causa del conocimiento, que a ninguno de los deportes que Bolívar inscribió para estos Juegos nacionales, se le aplicó a sus deportistas el más mínimo de los sistemas contemporáneos de planificación del entrenamiento para una alta competición, los cuales son más exigentes y cada vez más agresivos al organismo de un atleta de alta maestría para imponer récord, y batir marcas, conocer de las reglas competitivas y los controles antidopajes y las sustancias catalogadas como tal; esfuerzos mancomunados de científicos, especialistas y entrenadores en busca de vías, métodos y sistemas muchos más eficaces para que un atleta alcance en el tiempo adecuado la forma deportiva en el momento justo del rendimiento competitivo.

En nuestro artículo anterior planteamos que por no contar con un "Sistema Departamental de Capacitación y Actualización del Recurso Humano", tenemos pocas posibilidades de éxito en un futuro a corto, mediano o largo plazo, debido a que se desconocen las tres tendencias fundamentales en el desarrollo de la teoría y metodología el entrenamiento deportivo como son la pedagógica, que es prosperada en gran medida por los pedagogos deportivos a partir de conclusiones lógicas extraídas de su experiencia en la práctica deportiva que diariamente se preguntan ¿Qué hay que hacer en los entrenamientos?... ¿Cómo hay que hacerlo?... ¿Y cuándo?

La segunda tendencia es la teórico-pedagógica, la cual está basada en información científica divulgativa procedente del ámbito de la fisiología del deporte, y la tercera es la conocida como la científico-aplicada que se centra en el estudio en profundidad de los factores, mecanismos y condiciones que inciden en la maduración de la maestría en todas sus manifestaciones de su aspecto competitivo, y se basa en los avances de la biología teórica, la fisiología de la actividad muscular, la anatomía y la morfología funcional, la biomecánica, la bioenergética del deporte, la medicina deportiva y la psicofisiología y psicomotricidad del hombre, todo lo anterior enmarcado en lo que se conoce como el genotipo y fenotipo del atleta.

Finalizamos preguntándole a nuestros amables lectores: ¿Esto se ha venido aplicando en el deporte de Bolívar para que aspiremos a grandes resultados en los próximos Juegos Nacionales?









gumamole@hotmail.com


INICIO       OPINIÓN       POLÍTICA       CONFIDENCIALES       DEPORTES       BOLÍVAR       EMPRESAS
* Analista deportivo. Presidente de la Liga de Boxeo de Bolívar.
Se acerca la hora
Por Gustavo Morales de León *

     OPINIÓN