::.Síganos también  en--.>

INICIO       OPINIÓN       POLÍTICA       CONFIDENCIALES       DEPORTES       BOLÍVAR       EMPRESAS
Es claro que tú quieres pero no sabes cómo. Es claro que tú decidiste que tu marca tenga una presencia sólida en la Web pero no tienes una política de comu- nicación establecida para conseguir ese ob- jetivo ni tus empleados tienen el ‘chip’ 2.0
incorporado. Te acompañamos en el diseño y en la implemen tación de su estrategia de marketing en medios sociales, ayu dándoles a crear su identidad digital y a vincular a los clientes con la marca.
¡Déjanos asesorarte! ¡Haz click arriba!!
Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

******************************************************************************************************************************************************************************************************************
******************************************************************************************************************************************************************************************************************

Bitácora Gobernación de Bolívar

Las noticias del Departamento
Deportes
  Este espacio está reservado
  para su publicidad.
  Llámenos al 3183879523
  o escríbanos a
  cardilared@hotmail.com
     JUSTICIA
Puja política por un cargo habría motivado denuncia en su contra
Tras proceso de más de doce años, Juzgado Primero Penal absolvió a Francis Martelo Vecchio
"Me absolvieron, llave; por fin me absolvieron". Se refería el empresario Francis Martelo Vecchio a la decisión que minutos antes había anunciado el Juzgado Primero Penal del Circuito, de decretar su inocencia en el caso que por más de doce años lo mantuvo yendo primero a la Fiscalía a dar declaraciones, y luego al propio Juzgado al juicio que se le siguió por los su- puestos delitos de peculado por apropiación -en concurso con interés ilícito en la celebración de contratos - y contrato sin cumplimiento en los requisitos legales.

Los hechos se remontan a agosto de 2000, cuando Martelo, siendo gerente de la extinta Telecartagena, citó a una rueda de prensa en la sala de juntas de la entidad y, para sorpresa de todos, entregó una grabación que parecía probar lo que -para xxx
Francis Martelo
ese entonces y hasta ahora - se dice en los corrillos pero nadie había denunciado: que el exsenador Juan José García Romero sacaba jugosos dividendos, gracias a su poder político, de la contratación pública en las entidades en las que directa o indirectamente tuviera influencia.

Por eso, tanto las palabras de Martelo, como el rostro de algunos de los periodistas que lo abordaron al término de la audiencia, reflejaban algo de perplejidad. Las inquietudes en todo momento giraban alrededor no de la presunta responsabilidad del entondes gerente de la empresa de telecomunicaciones de Cartagena en los delitos que se le endilgaban, sino del largo calvario que por más de doce años tuvo que soportar y, sobre todo, del hecho de que haya sido él mismo quien abrió las compuertas del proceso que se le siguió.

Desde sus mismos inicios, el proceso se denominó el 'miti-miti', porque en las gra- baciones entregadas por Martelo en su denuncia aparecía la voz de García Romero advirtiendo que la contratación en la empresa debía repartirse "el 30% pa' mí, el 30% pa' ti y el 30%..."

Al exsenador, cabeza visible del conocido grupo Nueva Fuerza Liberal, también se le abrió una investigación por estos hechos, pero el proceso finalmente fue archivado.

Quien sí continuó vinculado al mismo fue -curiosamente - el denunciante, al igual que los exfuncionarios Daniel Sanjuán León, Nicolás Cabarcas Vega y Olimpo Merlano Oliver, debió enfrentar un largo proceso al final del cual, según determinó el juez de la causa, no se encontraron elementos de juicio que lo responsabilizara de los hechos denunciados".

Sobre las razones por las cuales se había producido ese vuelco jurídico el empresario no quiso hablar. Una persona cercana a su familia, sin embargo, aseguró que lo que había habido, en todo momento, era una persecución política "orquestada por quienes se vieron afectados por las denuncias de Francis".
Cortesía