Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

::.Síganos también  en--.>
Debate sobre ética periodística
Verdad y objetividad, ¿meras mercancías?
Capítulo IV
El comentario editorial del diario El Universal titulado "Cuñas que aprietan", publicado el domingo 22 de mayo de 2005, puso el dedo en la llaga sobre el caso de las pautas publicitarias, principalmente en la radio cartagenera, y prendió la chispa de un candente debate sobre ética periodística, que ha requerido ya de cuatro ediciones de EL METRO y demandará de muchos más, de acuerdo con la serie de cartas recibidas y los comentarios suscitados sobre el tema en varios programas de opinión.

Refiriéndose a un intercambio de criterios sobre las pautas realizado por miembros de RedCaribe, un espacio virtual de reflexión sobre temas regionales promovido por la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, el editorialista de El Universal señaló que "los miembros de la red han tocado el caso de ciudades como Cartagena, donde ciertos periodistas obtienen las mencionadas cuñas no asumiendo la dignidad y la altura que debe acompañar a todo trato comercial, sino la actitud de limosneros, lo que finalmente hace que tanto funcionarios públicos como empresarios vean en los periodistas a un grupo de pedigüeños a quienes les interesa todo, menos hacer de la verdad y la ética una sola religión"

A lo largo de varias ediciones, EL METRO ha tocado el tema de manera detallada. En julio de 2005 se indicó que, en el caso de ciertos periodistas locales, se evidencia que "los méritos reconocidos a un funcionario suelen ser proporcionales al 'sobre' o la cuña recibida. O más grave todavía, se advierte que, infortunadamente, la honra de una persona está ligada a la suma de dinero que un enemigo de la misma esté dispuesta a pagar", y que la Verdad, la Objetividad y la Imparcialidad, en manos de tales comunicadores, "son conceptos que se revalúan con pasmosa facilidad si alguien está dispuesto a pagar para que ello ocurra. O dicho de otra forma: son mera mercancía que algunos mercenarios venden con desparpajo al mejor postor".

EN EL PRÓXIMO CAPÍTULO:
¿Qué puede hacerse desde la Academia y los propios medios para corregir el rumbo y recuperar la credibilidad perdida? Comentarios y sugerencias de políticos, dirigentes cívicos, académicos y periodistas.
El director de la FLIP, Carlos Cortés (a la derecha), durante un encuentro con jefes de prensa y directores de medios de comunicación de todo el país
La Academia aporta al debate
En un gratificante evento académico organizado por la Universidad Tecnológica con ocasión de Bolívar con ocasión del nuevo Día del Periodista, se reflexionó sobre el importante papel que debe cumplir el periodismo en la construcción de ciudad y ciudadanía, luego de que el director del Programa de Comunicación Social del centro de educación superior, José Ricardo Escobar, basado en cifras arrojadas por distintos estudios, asegurara que Cartagena "no es viable, no hay gobernabilidad, el desempleo es creciente, la corrupción política es descarada ,  todos los  sectores  están  en



En la edición del mes de septiembre de 2005, tres estudiantes de comunicación social expresaron sus conceptos sobre el tema. Para Edgar González Quintero, de la Universidad de Cartagena, "el problema estriba en que algunos periodistas creen, de manera equivocada, que cuando contratan sus servicios publicitarios, generalmente difusión de cuñas radiales, se les está haciendo un favor que tienen luego que devolver, y para ellos la manera más expedita es a través del silencio y la lisonja barata".

Por su parte, de acuerdo con Javier Darío Peñarredonda, de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, el problema es que "algunos periodistas, sobre todo radiales, critican insistentemente a ciertos funcionarios hasta cuando estos deciden darles una cuña", luego de lo cual adoptan una actitud laudatoria y "en ocasiones, servil y zalamera", lo que puede calificarse "como una vulgar y vergonzante extorsión".

Entretanto, según Malka Irina Nieto, de la Universidad Tecnológica de Bolívar, "el problema no sólo es causado por los silencios cómplices sino por las campañas que a favor de causas poco honestas realizan algunos periodistas mercenarios".

Por su parte, para Javier Darío Peñarredonda, de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, el problema es que "algunos periodistas, sobre todo radiales, critican insistentemente a ciertos funcionarios hasta cuando estos deciden darles una cuña", luego de lo cual adoptan una actitud laudatoria y "en ocasiones, servil y zalamera", lo que puede calificarse "como una vulgar y vergonzante extorsión".

Entretanto, según Malka Irina Nieto, de la Universidad Tecnológica de Bolívar, "el problema no sólo es causado por los silencios cómplices sino por las campañas que a favor de causas poco honestas realizan algunos periodistas mercenarios".

En su edición del mes de octubre de 2005, la revista METRO publicó apartes de un estudio elaborado por la periodista Patricia Iriarte para la Fundación para la Libertad de Prensa, FLIP, denominado "El periodismo en Barranquilla: marcado por la pauta", en el cual se advierte que en la capital del Atlántico, "como sucede en otras ciudades del país, la labor periodística está permeada por diversos intereses y sometida a riesgos, amenazas y presiones de todo tipo. Estos factores ponen en entredicho la imparcialidad de la información, la  rectitud  de  los comunicadores sociales y, en últimas, la legitimidad misma de los procesos democráticos".

En dicha edición, que vio la luz en vísperas de que poco más de 54 mil ciudadanos eligieran por tercera ocasión a Nicolás Curi Vergara como alcalde de Cartagena, el estudiante Víctor Reyes Vergara, de la Facultad de Comunicación Social de la Universidad Tecnológica de Bolívar, se refirió al papel de la prensa al servicio de las campañas políticas, y señaló que, de acuerdo con un estudio realizado con varios compañeros de estudio, "algunos periodistas, además de emitir cuñas y leer comunicados de prensa, convierten sus espacios radiales en una tribuna para elogiar todo el tiempo al aspirante de sus simpatías y, lo más grave, agraviar permanentemente a todos los demás".

"Pero lo más grave", concluyó su análisis el futuro comunicador social, "es que después supimos que todos esos periodistas estaban a sueldo de algunas campañas, y varios, incluso, eran jefes de prensa o asesores de candidatos, y no haberlo informado a sus oyentes, es decir, no haber dicho la verdad, que es el principal fundamento del Periodismo, sí que es la violación a la ética periodística más grande que haya visto".

El docente Germán Ruiz, y la periodista Claudia Gurisatti, durante un encuentro de comunicadores en la Universidad Tecnológica de Bolívar
crisis y la pobreza sigue en aumento", y manifestara que en la ciudad el interés privado pone las condiciones, establece el orden y control sobre el interés público; lo colectivo queda supeditado a los tiempos electorales a conveniencia de quienes financian campañas y a los intereses del mercado en un territorio donde el Estado está ausente y sus instituciones parecen privatizadas".

Todo ello (debieron pensar con preocupación los profesores, directivos y periodistas que participaron en la reconfortante jornada), sin que se sienta que los medios de comunicación locales, salvo contadas excepciones, divulguen debidamente los perfiles de la crisis, ni hayan asumido el compromiso de contribuir a superarla.

Para varios de los asistentes al evento, la crisis es de tal naturaleza que no es raro encontrarse con periodistas que aseguren estar de acuerdo con contribuir desde el periodismo a combatir la corrupción que carcome la ciudad y, sin embargo, ensalzan en sus medios a funcionarios cuestionados y callan día a día sus constantes pilatunas.
<<< Ir a Capítulo III
Vea otros capítulos:
Capítulo 1. - De cómo, en un sector del periodismo local, particularmente en ciertos noticieros radiales,  los méritos reconocidos a un funcionario suelen ser proporcionales al 'sobre' o la cuña que se reciba. O peor aún, de cómo la honra de una persona está ligada a la suma de dinero que un enemigo de la misma esté dispuesta a pagar.
Capítulo 2. - "La Voz del Sinchi", un singular relato sobre una extorsión periodística (en "Pantaleón y las Visitadoras", de Mario Vargas Llosa), que retrata de cuerpo entero varios casos locales.
Capítulo 3. - ¿Deben los periodistas tomar partido de cara a unas elecciones? Qué piensan sobre el tema ciudadanos del común y reconocidos articulistas locales.
Capítulo 5. - ¿Qué puede hacerse desde la Academia y los propios medios para corregir el rumbo y recuperar la credibilidad perdida? Comentarios y sugerencias de políticos, dirigentes cívicos, académicos y periodistas.
Capítulo 6. - Los casos de periodismo mercenario en Cartagena han sido tema de debate en diversos foros. Según el periodista boliviano Alfonso Gumucio, este tipo de individuos prolifera porque "los periodistas sin ética son una mercancía barata, que se compran y se venden fácilmente".
Capítulo 7. - El tema del periodismo al servicio de intereses particulares y en detrimento del interés común es tema de debate en todo tipo de escenarios. Qué puede hacerse desde la academia para combatir ese mal es lo que intentan responder algunos alumnos y docentes.
Capítulo 8. - Cómo es el fenómeno en otros países. Lo qué ocurre en Cartagena en época preelectoral. El caso de periodistas al servicio de causas políticas pagados por los gobernantes de turno.
Capítulo 9. - Los periodistas mercenarios en Cartagena. Cuánto gastan las dependencias de la Alcaldía en varios comunicadores que, como señala la sabiduría popular, "tienen una toalla mojada en la boca".
Capítulo 10. - Cuánto pagó en 2007 la Alcaldía, por supuestos servicios publicitarios, a varios periodistas cuya labor más visible fue la defensa ciega y apasionada de su desprendido contratante. El caso, que es  mostrado en varias universidades como ejemplo de violación a la ética periodística, ha sido puesto ya en conocimiento de los órganos de control.
Capítulo 11. - El tema de la pauta oficial sigue siendo objeto de debates en diversos escenarios. A qué se comprometieron el gobernador de Bolívar y la alcaldesa de Cartagena, en el denominado Pacto de Auditorías Visibles y Transparencia, en materia de campañas publicitarias.
Capítulo 12. - Desde la perspectiva de varios estudiantes de las facultades de comunicación social de las universidades de Cartagena, Tecnológica de Bolívar y Jorge Tadeo Lozano, un análisis del periodismo radial que se practica en Cartagena.
Capítulo 13. - De cómo el veterano periodista Pablo J. Caballero confiesa que él, todos los años, se rebusca postulando un funcionario como "personaje distinguido", y de las razones por las cuales presentó a su colega Hundelshauseen al abogado Santamaría.
Ir a Capítulo V >>>
Septiembre de 2006