::.Síganos también  en--.>

Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

******************************************************************************************************************************************************************************************************************
******************************************************************************************************************************************************************************************************************

  Este espacio
  está reservado
  para su publicidad.
  Llámenos al
  3186062855
  o escríbanos a
  juancardila@gmail.com
  Este espacio está reservado para su publicidad.
  Llámenos al 3186062855
  o escríbanos a juancardila@gmail.com
Pero la defensa del conocido académico a la autonomía universitaria no es la única que se ha escuchado en los últimos días a propósito de las graves irregularidades develadas por García Tirado ante la plenaria de la Cámara, entre ellas una serie de sobrecostos que -según el denunciante - podrían ascender a la suma de $15 mil millones.

Durante el debate realizado, el segundo vicepresidente de la Cámara, Carlos Andrés Amaya -del Partido Verde - también desestimó las denuncias con el argumento de que tanto la Constitución como la Ley determinan que las universidades son autónomas en su manejo administrativo. El representante Alejandro Chacón Camargo -del Partido Liberal - también defendió la autonomía universitaria. Y lo hicieron igualmente, cada uno a su manera, los restantes participantes.

Oliveros Verbel, sentado frente a un retrato al óleo del exrector Sergio Hernández Gamarra, condenado a 15 años de prisión por demostradas irregularidades al frente de su cargo (<<< leer noticia), no sólo defendió con tesón la autonomía universitaria. También dijo que los egresados, por ser "hijos de la universidad, no pueden denigrar de su propia madre".  

La defensa de la autonomía universitaria por parte de congresistas y funcionarios abre un nuevo debate. Al margen de la auditoría externa anunciada por el gobernador de Bolívar y pre- sidente del Consejo Superior de Unicartagena, Juan Carlos Gossaín, y de las inves- tigaciones que deberán adelantar ahora los órganos de control tras las denuncias de William García, la dirigencia política en primer lugar, y en general toda la ciudadanía, deberán pre- guntarse si dicha autonomía es patente de corso para que puedan comprarse, por sumas exorbitantes, artículos cuyos precios en el mercado son infinitamente inferiores (bombillos por más de $1 millón 700 mil; computadores portátiles por $7 millones 100 mil); o pueda manejarse la nómina sin tener en cuenta sus propios estatutos; o puedan suscribirse contratos con empresas no existentes; o puedan fraccionarse contratos; o puedan vincularse docentes -de tiempo completo - a pesar de que también laboran de tiempo completo en otras instituciones estatales; o pueda modificarse la estructura organizativa sin la autorización de su máxima autoridad, entre otras irregularidades denunciadas (<<< Ver facsímiles y detalles).

Como parte de este nuevo debate, los dirigentes nacionales, entre ellos los congresistas Carlos Andrés Amaya y Alejandro Chacón, deberán recordar que, bajo el amparo de dicha autonomía, el rector anterior de la UdeC, Sergio Hernández, cuyo retrato preside el despacho del vicerrector de Investigaciones, cometió un rosario de delitos.

Hoy, como argumento para defender al rector Germán Sierra, se habla de los logros alcanzados por la universidad en materia acádemica. En abril de 2005, bajo el título "UdeC, ¿institución educativa o contratista de obras públicas?" y el antetítulo "Nuestra alma máter: bien en la academia, mal como contratista", este portal relacionó la serie de irregularidades que para esa época se cometían en el centro de educación superior. 

Y ayer, como hoy, el argumento para desestimar las denuncias es el artículo 69 de la Constitución Política de Colombia y los artículos 28 y 29 de la Ley 30 de 1992.

Hoy, tanto el rector de la UdeC como sus defensores señalan que los órganos de control "han revisado todo" y "no han encontradio absolutamente nada". En 2005, el gobernador de la época, Libardo Simancas, manifestó que "la Procuraduría ya se pronunció sobre estos temas; insistir en lo contrario es actuar de mala fe".

En declaraciones a este portal, directivos de la UdeC señalaron en abril de 2005 que "cuando los dineros provienen de sus propios fondos se rigen por nuestros estatutos, los cuales, a su vez, se rigen por la Ley 30 (de 1992); y cuando son de terceros, así sean públicos, los manejamos con base en el derecho privado".

Defensores de Sierra

Desde principios de 2012, varios estudiantes y algunos profesores de la UdeC contactaron al director de Metro.com y, tras advertirle que sus nombres no podían ser divulgados "por razones que usted tendrá que entender", le expusieron una serie de inquietudes sobre supuestos malos manejos en la entidad. Según ellos, ya habían tocado las puertas de un congresista, varios concejales y "algunos periodistas radiales que, curiosamente, terminaron después en la nómina de la universidad", pero nadie había prestado atención a sus denuncias.

Para la época, sin embargo -de acuerdo con lo que se pudo establecer - eran muchos más los estudiantes y profesores que aseguraran que la gestión de las directivas de la universidad era inmejorable.

Entre los más visibles defensores de Sierra se encuentran el representante electo de los estudiantes ante el Consejo Superior, José Luis Osorio Galvis, y los representantes saliente y entrante de los estudiantes ante el Consejo Académico, Camilo Socarrás y José Luis Lascarro Medina, respectivamente.

De acuerdo con distintas fuentes, Osorio y Socarrás son miembros del Partido Verde, del sector "Seguimos Construyendo Universidad", concidencialmente el mismo del representante Carlos Andrés Amaya, quien también defendió a Sierra durante el debate en la Cámara. 

Espere -mañana - segunda parte "Autonomía Universitaria, ¿patente de corso para hacer y deshacer?"


        EDUCACIÓN
Denuncias por corrupción en la Universidad de Cartagena abren otro debate:
Autonomía  Universitaria,  ¿patente  de  corso 
para  hacer  y  deshacer? - I


El vicerrector de investigaciones de la Uni- versidad de Cartagena, Jesús Oliveros Verbel, manifestó que el rector de la entidad, Germán Sierra Anaya, no asistió al debate al cual fue citado por la Cámara de Representantes "por razones de dig- nidad y con fundamento en la autonomía universitaria".

Rodeado de un grupo de periodistas, el funcionario defendió los convenios inter- administrativos con la Alcaldía, los cuales -según dijo - "los necesitamos en la uni- versidad para darles almuerzos a sete- cientos estudiantes", y cuestionó que un egresado del alma máter, como es el representante William García Tirado, esté "atacando" al centro de educación. 

Según Oliveros, "esto tiene que ser un pro- blema de naturaleza personal".
El vicerrector de investigaciones de la UdeC, Jesús Oliveros. Detrás,
un retrato al óleo del exrector Sergio Hernández Gamarra.