::.Síganos también  en--.>
El título de esta columna no surge de mi invención retórica, ni es el discurso de un candidato resentido o integrante de algún partido político -si es que aún existen - en contra de un oponente ideológico o político -si es que todavía  subsisten contradicciones ideológicas - durante el fragor de un debate.

No; esta frase es extraída de una sentencia de CONSTITUCIONALIDAD: la C-303 del 28 de Abril del 2010, cuyo magistrado ponente, Dr. Luis Ernesto Vargas Silva, retoma en un juicio de Constitucionalidad la línea jurisprudencial que implementaría el cartagenero HUMBERTO SIERRA PORTO en la sentencia C-342/06. En esta decisión, la Sala asumió el control de constitucionalidad del inciso final del artículo 4º de la Ley 974/05.

En dicha sentencia -la C-303 del 2010 -, la corte considera que: "Para la jurisprudencia, en el orden de ideas propuesto, el transfuguismo político se muestra incompatible con los principios constitucionales que prefiguran en régimen de partidos y movimientos políticos, en tanto afecta gravemente la disciplina al interior de esas organizaciones y, como se ha explicado insistentemente, entorpece el fortalecimiento de las mismas, presupuesto para la garantía de la democracia participativa y pluralista.  Es así, que la Corte ha calificado al transfuguismo una modalidad de "deslealtad democrática", pues se basa en un fraude a la voluntad del elector…" y concluye lapidariamente: "denota en el elegido una falta de firmeza ideológica, debilidad de convicciones, exceso de pragmatismo y anteposición de intereses personales y egoístas sobre aquellos programas e ideario del partido político que lo llevó a ocupar un cargo de representación popular, y por supuesto, un fraude a los electores…".

Toda esta argumentación jurídica nos lleva a concluir, de forma inequívoca, que mi apreciada MERCEDES MATURANA ESQUIVIA, si llegase a ocupar la curul del Senado de la Republica, que dejó por muerte la irremplazable GILMA JIMÉNEZ, estaría adecuando  su conducta a esta dolorosa tipificación política  de TRÁNSFUGA.

Fue triste el episodio del PARTIDO VERDE al no otorgarle el aval a una MILITANTE LOCAL, a la cual sus autoridades y bases locales querían verla competir en  las elecciones atípicas como su candidata; pero más doloroso fue ver cómo aquella aguerrida y otrora militante verde acogió LOS POSTULADOS del partido MIO, aquel que fue creado por JUAN CARLOS MARTINEZ SINISTERRA, para aspirar.

A pesar de que este inicial comportamiento ya estaba prohibido por la Constitución Política en los actos legislativos 01 del 2003 y 01 del 2009, y en la Ley 1475 del 2011; y hubiese generado la REVOCATORIA de dicha inscripción a la Alcaldía de Cartagena- si alguien la hubiese solicitado-. Hoy Mercedes, la tenaz dirigente, nos sorprende con una nueva picardía: aspirar a obtener la credencial de GILMA JIMÉNEZ.

Seguro que merecido tenia MERCEDES esta curul, si hubiese respetado los canales democráticos y la legalidad del partido, por  ANTIDEMOCRATICOS E ILEGITMOS que fueran.

Pero no, MERCE toma un decisión que hoy puede terminar en un TRISTE FINAL, con PERDIDA DE INVESTIDURA Y MUERTE POLITICA, aspirar por el PARTIDO MIO.

Seguro que este análisis jurídico puede ser complementado por los Artículos 107 y 134 de la C.P y las leyes 974 del 2005 (Ley de bancadas) y Ley 1475 del 2011 o Ley por la cual se adoptan reglas de organización de los partidos, la cual en su Art. 2 establece y reitera la prohibición de la DOBLE MILITANCIA, y con normas estatutarias del PARTIDO VERDE.

Pero, con todo lo anterior, y tomando como ejemplo este caso local de incoherencia y de cierto oportunismo y mal cálculo político, lo que busco es seguir insistiendo en que debe haber coherencia en la praxis y en la teoría en los actores políticos.

Cartagena requiere de verdaderos y renovados liderazgos que acepten la legalidad como único mecanismo para construir consensos y recuperar la confianza colectiva en los operadores políticos.

Solo así podremos ver la luz al final del túnel.

    OPINIÓN
"Transfuguismo político, modalidad de deslealtad democrática"
Por Fabio Castellanos Herrera
******************************************************************************************************************************************************************************************************************
******************************************************************************************************************************************************************************************************************

Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com