::.Síganos también  en--.>

Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com


******************************************************************************************************************************************************************************************************************
******************************************************************************************************************************************************************************************************************

Bitácora Gobernación de Bolívar

Las noticias del Departamento
Deportes

  Este espacio está reservado para su publicidad.
  Llámenos al 3186062855 o escríbanos a
  juancardila@gmail.com
Se decía, hasta principios del mes anterior, que en la Alcaldía no se autorizaba una OPS sin el beneplácito del jefe del clan, el exsenador Juan José García Romero.

A ella, su esposa, la senadora Piedad Zuccardi de García, le dicen la baronesa por el poder político que aun tiene en toda la región.

De él se asegura que, a pesar de haber pagado una condena por apropiarse de dineros del Estado, su injerencia en los órganos de control es un hecho irrefutable.




    POLÍTICA
Se dice que La U no avalaría la candidatura de ninguno de sus familiares
Situación  jurídica  de  los  García  Zuccardi,
¿el  principio  del  fin  de  un  imperio  político?



Cortesía
De ella se decía que le hablaba al oído a los últimos presidentes, y que su carisma y liderazgo en el Congreso la mostraban como una de las figuras más representativas del Partido de la Unidad Nacional -La U - del que fue, hasta ayer, una de sus codirectores.

Sin embargo, la situación que hoy padecen los esposos García Zuccardi hacen predecir la caída de su imperio.

Por un lado, en un mismo día, la Corte Suprema de Justicia resolvió la situación jurídica de la congresista decretando que debía continuar detenida, y La U resolvió suspender su militancia partidista hasta cuando se defina, de fondo, el proceso que cursa en contra por sus presuntos vínculos con el paramilitarismo.

Y como si lo anterior fuera poco, pudo conocerse que algunos miembros de la colectividad son del criterio de que, en caso de que la Corte condene a Zuccardi, no le concederán aval a ninguno de sus parientes para que herede su curul, tal como ocurrió, durante las pasadas elecciones congresionales, con su cuñada Teresita García Romero, a quien de manera unánime decidieron no avalar. En efecto, ante esa determinación, la entonces candidata al Senado debió solicitar el aval del Partido de Integración Nacional - PIN.   

Hay -además - otro hecho que preocupa a los seguidores de los García Zuccardi, y es que los mismos señalamientos que varios exjefes paramilitares han hecho contra Piedad Zuccardi recaen contra Juan José García. Estos hechos, recuerdan también, fueron los que propiciaron la condena del exsenador Javier Cáceres. Y si en Colombia los administradores de Justicia son consecuentes con sus propios actos -dicen - el futuro de los esposos García Zuccardi pinta bastante oscuro. La razón: si a Cáceres lo condenó la Corte Suprema por unos hechos, por esos mismos hechos deberían ser condenados todos aquellos que han sido señalados por los exjefes de las Autodefensas de reunirse con ellos y haberse beneficiado -en sucesivas campañas y elecciones - con su respaldo político.

¿Y el poder en la Alcaldía?

Otro elemento que hace pensar a los analistas que el imperio que durante décadas ha construído la familia García Zuccardi podría estar derrumbándose es que, de acuerdo con fuentes de la propia Alcaldía, la injerencia que llegó a tener el exsenador en muchas de las dependencias distritales cada día es menor. García Romero, según dicen, está dedicado a la defensa de su esposa, y en los últimos días no se ha sentido su presencia. De hecho, aseguran, el ambiente que hoy se respira en muchos sectores es similar al que se vivió poco después de que el alcalde titular de Cartagena, Campo Elías Terán, tuviera que ser recluído en una clínica tras descubrírsele un cáncer pulmonar, cuando varias Secretarías e Institutos Descentralizados se convirtieron en unas islas.

De manera seguramente coincidencial, desde ayer los titulares de cada dependencia recibieron una delegación por parte del alcalde: podrán realizar contrataciones, de manera autónoma, hasta por más de $600 millones.