::.Síganos también  en--.>

Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com


******************************************************************************************************************************************************************************************************************
******************************************************************************************************************************************************************************************************************

Bitácora Gobernación de Bolívar

Las noticias del Departamento
Deportes

  Este espacio está reservado para su publicidad.
  Llámenos al 3186062855 o escríbanos a
  juancardila@gmail.com

Antena instalada en la carrera 17 del barrio Daniel Lemaitre.



La Sala Séptima de Revisión de Tutelas de la Corte Constitucional le ordenó al Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comuni- caciones - Mintic - regular la distancia entre las antenas de telefonía móvil y las viviendas, co- legios, hospitales, clínicas y hogares geriátricos.

La Corte tuvo en cuenta que, según estudios científicos realizados a nivel mundial, la exposición a fuentes electromagnéticas puede producir cáncer y otro tipo de enfermedades

Aunque el fallo del alto tribunal se refiere, de manera concreta, al caso de una antena instalada cerca de la vivienda de una menor con cáncer en Fresno, Tolima, es claro que el mismo establece una jurisprudencia que deberá ser acogida en todo el país.

En Cartagena, de acuerdo con lo ha podido determinar Metro.com, hay instaladas varias torres en sitios prohibidos, a pesar de no contar con el permiso de la Secretaría de Planeación.

En la carrera 17 del barrio Daniel Lemaitre, por ejemplo, hay instalada una antena de telefonía celular a pesar de que dos sucesivos secretarios de Planeación del Distrito: Jorge Cárcamo Álvarez y Luís Cano Sedán, se negaron a expedirle licencia por no cumplir las normas pertinentes, y no obstante que la comunidad se opone a la misma con argumentos técnicos, sanitarios y urbanísticos.

Según fuentes de la propia Secretaría de Planeación, a los distintos alcaldes de la Localidad Histórica y del Caribe Norte se les ha exhortado a cumplir con su deber de ordenar el desmonte de la gigantesca torre, pero a la fecha ello no ha ocurrido.  

Este portal pudo constatar que en todas las localidades de Cartagena hay instaladas torres similares en lugares prohibidos y -además - que esa situación es conocida por la Secretaría de Planeación, cuya titular en el año 2008, Saida Salas Franco, ordenó la realización de un inventario de las antenas de telefonía celular existentes en la ciudad, para así determinar cuáles cumplen y cuáles no las normas correspondientes.  

Para esa época, luego de un debate sobre el tema, teniendo en cuenta que los estudios de numerosas organizaciones científicas advirtieron sobre la proliferación cada día mayor de fuentes de contaminación electromagnética, principalmente torres y transformadores de energía y antenas de telefonía móvil, el Concejo le pidió a la Alcaldía reglamentar los sitios en donde se puedan instalar este tipo de elementos en concordancia con las normas nacionales sobre la materia.

Para el Concejo, el Estado, en todos sus niveles, debía adoptar normas para limitar los niveles de radiación "observando el principio de precaución, es decir, que ante la duda razonable, deben tomarse todas las precauciones posibles". 

Durante el debate se determinó que numerosos estudios, realizados por científicos de renombre, permiten señalar que la exposición a fuentes electro- magnéticas puede ocasionar múltiples enfermedades como cefalea, insomnio, alteraciones del compor- tamiento, ansiedad, depresión, cáncer, alergias, enfermedad de Alzheimer, malformaciones congénitas e, incluso, disminución del deseo sexual, entre otras.

En la actualidad, mediante revistas especializadas, científicos y ecologistas de todo el mundo vienen promoviendo un debate sobre la denominada contaminación electromagnética, la cual se extiende a pasos agigantados debido al creciente desarrollo de la industria de las telecomunicaciones. 

Según expertos, los tendidos y los transformadores de alta y media tensión, las subestaciones eléctricas y a las estaciones base de telefonía móvil producen efectos nocivos en la salud de los seres vivos, secuelas que están directamente relacionadas con la potencia y duración de la emisión recibida.

Lo grave, sin embargo, es que la radiación electromagnética atraviesa las paredes, lo que debe obligar a instalar las fuentes de las ondas lo más lejos posible de los centros poblados. Ello, no obstante, por razones técnicas y de costos, no se cumple en la mayoría de los casos.

Y aunque cada día crece el número de científicos que advierten sobre los peligros de la contaminación electromagnética, los directivos de las electrifi- cadoras y de las empresas de telefonía celular aseguran que los efectos de las emisiones de transformadores y antenas son inocuos. Cuando más, aceptan que debe preservarse el principio de la precaución, y por ello reconocen que estos elementos deben ser instalados a una distancia prudencial de oficinas y residencias.

Para el caso de Cartagena, en casas y edificios es cada día más frecuente la instalación de antenas de telefonía celular, a pesar de que el Decreto 0424 de 2003, "por medio del cual se reglamenta la localización de antenas de telecomunicaciones que formen parte de la red de telecomunicaciones del Estado y se dictan otras disposiciones", dispone en su artículo 1º., numeral 1, que "no se permite la localización de antenas en lotes ubicados en zonas donde el uso principal sea residencial. En estas zonas sólo se podrán ubicar antenas en las azoteas o cubiertas de edificios multifamiliares".

Y en su artículo 4º. establece que "en caso de localización de antenas en las azoteas o placas de cubiertas de edificios", se debe "prever un retiro de 2.00 metros mínimo con respecto de los bordes de la terraza, azotea o cubierta del último piso". 



        COMUNIDAD
En Cartagena hay decenas de antenas en plenas áreas residenciales
La   Corte   Constitucional   ordena   regular
la instalación de las antenas de telefonía móvil

Antenas de telefonía móvil en un edificio en Bocagrande




En un edificio en el residencial barrio de Castillogrande

En La Plazuela, en la Zona Suroccidental de la ciudad


Antena instalada en el populoso barrio Olaya Herrera

Antena en el barrio 13 de Junio, en la Zona Centro de Cartagena


Antenas instaladas en la azotea de un edificio en Crespo