::.Síganos también  en--.>

Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

El pasado jueves 29 de agosto, en el Auditorio Jorge Artel de la Universidad Simón Bolívar, en Barranquilla, el escritor y periodista Alberto Salcedo Ramos, nacido en la capital del Atlántico pero formado profesionalmente en Cartagena y residenciado hoy en Bogotá, fue homenajeado por la institución educativa en el marco del 'Ciclo de Homenaje a Escritores del Caribe Colombiano: Vida y Obra en Viva Voz'.

Antes y después de esa fecha, durante la anterior semana, los gremios periodísticos de Barranquilla aprovecharon para -también - rendir un tributo al más reciente ganador del Premio a la Excelencia Periodística, otorgado por la Sociedad Interamericana de Prensa -SIP, por su crónica "La travesía de Wikdi" publicada en 2012 por la revista Soho.

Desde varios departamentos de la Región Caribe, varios periodistas y escritores viajaron a la exArenosa para sumarse a los tributos que distintos sectores académicos y gremiales decidieron rendirle a quien es considerado por numerosos críticos literarios, y aún por varios de los más destacados escritores y periodistas, como el mejor cronista de habla hispana del momento.

Curiosamente, para los mismos días, Salcedo Ramos, quien ha escrito cinco libros de crónicas, entre ellos La eterna parranda, Diez juglares en su patio y El oro y la oscuridad, y cuyas historias han aparecido en numerosas antologías, así como en importantes medios como SoHo, El Malpensante y Diners, era duramente criticado en las redes sociales por haber cuestionado algunas de las salidas y actitudes del cantante de vallenatos Silvestre Dangond.

Al connotado escritor -ganador, entre otros importantes premios, del Rey de España y el Simón Bolívar (en varias oportunidades) - se le llegó a criticar con palabras impublicables e -incluso - hasta a amenazar, por haber sugerido que el hecho de que numerosas personas aplaudan que el cantante le toque los testículos a un niño en una tarima, se muestre públicamente vestido de camuflado y con armas, amenace con mandar a sus escoltas a castigar "el atrevimiento" de un espectador y utilice palabras soeces en sus presentaciones, es un fenómeno de masas que se explica porque, con dichas actitudes, Dangond se parece al país que lo endiosa. "No nos engañemos", dijo en su columna Salcedo; "la Colombia de los irascibles tiene a Silvestre como su patrón en la música, del mismo modo que tiene al doctor Álvaro Uribe Vélez, otro capo de las emociones primarias, como su patrón en la política. Ambos son dignos exponentes de la mentalidad pendenciera arraigada entre nosotros". (Leer columna 'Contra Silvestre Dangond').

Al periodista, quien, como se dijo, nació en Barranquilla, vivió en San Estanislao de Kostka -Arenal -, en Cartagena trabajó como reportero en el diario El Universal y actualmente es uno de los maestros permanentes de la Fundación Gabriel García Márquez para un Nuevo Periodismo Iberoamericano, se le llegó a decir, incluso, que "es un cachaco lleno de odios contra los costeños".

Desde su cuenta en Twitter @SalcedoRamos, la cual es seguida por 42.368 cibernautas, el laureado cronista respondió: "Los insultos soeces contra mí, por el texto que hice sobre Silvestre Dangond, representan muy bien el problema al cual me refiero".












  
******************************************************************************************************************************************************************************************************************
******************************************************************************************************************************************************************************************************************
Deportes

  Este espacio
  está reservado
  para su publicidad.
  Llámenos al
  3186062855
  o escríbanos a
  juancardila@gmail.com
Haga click aquí >>>

  Este espacio está reservado para su publicidad.
  Llámenos al 3186062855 o escríbanos a
  juancardila@gmail.com
     CULTURA
Alberto Salcedo Ramos,
entre los homenajes y las amenazas


Mientras que varios
sectores académicos
y gremiales de la Cos
ta le rinden tributo a
Alberto Salcedo Ra-
mos, numerosos de-
sadaptados aumen-
tan el tono de sus a-
menazas contra el
connotado periodista
y escritor, al parecer
por sus críticas al can
tante Silvestre Dan-
gond, en su última co
lumna en la revista So
ho. En la foto, el rec-
tor ejecutivo de la U-
niversidad Simón Bolí-
var, José Consuegra,
durante el tributo ren
dido por la entidad al
laureado cronista.

Cortesía

Salcedo recibió el premio Ortega y Gasset de Periodismo. Foto archivo.

Uno de los trinos contra Salcedo Ramos que más llamó la atención.