::.Síganos también  en--.>

Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

******************************************************************************************************************************************************************************************************************
******************************************************************************************************************************************************************************************************************
Deportes

  Este espacio
  está reservado
  para su publicidad.
  Llámenos al
  3186062855
  o escríbanos a
  juancardila@gmail.com
Haga click aquí >>>

     Este espacio está reservado
     para su publicidad.
     Llámenos al 3186062855
     o escríbanos a
     juancardila@gmail.com
Cuando llegó al lugar no lo podía creer. Las calles paralelas al emblemático Parque de San Diego estaban cerradas por dos vallas del Departamento Administrativo de Tránsito y Transporte -DATT del Distrito, con el fin evidente de que varios restaurantes del sector pudieran colocar en plena vía unas mesas y unas sillas para la atención a sus clientes.

Y no lo podía creer porque, a pesar de que desde hace dos años reside en el exterior, estaba bien enterado de lo que sucede en su ciudad natal: Cartagena, gracias a los medios de comunicación virtuales, y sabía que el fallo de una Acción Popular impetrada por una veeduría ciudadana, proferido en segunda y definitiva instancia por el Consejo de Estado, prohibía terminantemente que se cerraran las calles del Centro Histórico, San Diego y Getsemaní

Para Jorge Ospino Rodríguez, un colombiano residente en Miami -Estados Unidos - desde 2011, el hecho, sin embargo, debía tener una explicación. Tras tener que desviarse hacia Las Bóvedas, donde afortunadamente pudo conseguir un sitio donde estacionar, regresó al Parque de San Diego y, tras varios intentos, le preguntó al mesero de unos de los restaurantes de la zona cuáles eran las razones del cierre de las calles. "Es porque están celebrando el cumpleaños de un funcionario de la Alcaldía", le dijeron.

El ciudadano no lo podía creer. "¿Puede el interés particular pasarse por la faja el interés público?", dice que se preguntó. Tomó varias fotografías -dos de las cuales envió a este portal - y se fue, más que molesto ya, inquieto por el futuro de una ciudad en la cual, por lo que se podía apreciar, el propio Estado, a través de sus personeros, promovía la inequidad y la exclusión. Según Ospino pudo conocer, en algunas dependencias oficiales se realizan cuantiosas inversiones para recuperar el espacio público ocupado por vendedores ambulantes y estacionarios, mientras que sobre el que viene siendo invadido por otro tipo de comerciantes no se adelanta ninguna acción.


     CARTAGENA

Un cartagenero que trabaja en el exterior, de vacaciones en el país, denunció, visiblemente molesto, que "quienes deben hacer cumplir la Ley son los que la incumplen y, más grave aún, son quienes respaldan a quienes también lo hacen". Se refería el ciudadano a lo que le sucedió en la noche del miércoles 18 de sep- tiembre, cuando tuvo que desviar un vehículo que conducía, al llegar al Parque de San Die- go, porque con un par de vallas de Departa- mento Admistrativo de Tránsito y Transporte -DATT se habían cerrado las dos calles para- lelas al lugar. Molesto por la situación y cono- cedor de sus derechos, indagó por las razo- nes del cierre y lo que le dijeron lo llenó aún más de indignación: "es que están celebrando el cumpleaños de un funcionario de la Alcal- día", fue la respuesta. Metro.com conoció que dichas calles no fueron cerradas sólo ayer. Según fuentes, dichas calles son cerradas casi todas las noches.
Ciudadanos denuncian otras apropiaciones supuestamente ilegales del espacio público
Ciudadanos se quejan de que la propia Alcaldía cierra calles para beneficiar a invasores

Cortesía