::.Síganos también  en--.>

Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

******************************************************************************************************************************************************************************************************************
******************************************************************************************************************************************************************************************************************
Deportes

  Este espacio
  está reservado
  para su publicidad.
  Llámenos al
  3186062855
  o escríbanos a
  juancardila@gmail.com
Haga click aquí >>>

  Este espacio está reservado para su publicidad. Llámenos al 3186062855 o escríbanos a juancardila@gmail.com
De acuerdo con varias personas consultadas, la honestidad de Marina Mosquera Cuesta nadie debería ponerla en duda. De hecho, la casa donde ésta reside, en el barrio San Fernando de la Zona Sur de la ciudad, es la misma modesta vivienda de estrato uno que habita prácticamente desde niña, y, hasta hace pocos meses, la trabajadora social se desplazaba hasta el centro de Cartagena en taxi colectivo, buseta o microbús, en un penoso viaje que por lo general dura más de 45 minutos. Ninguna persona deshonesta -dicen - continúa siendo pobre, al menos, tan pobre como ella continúa siendo, luego de ocupar por más de tres años la Gerencia de una entidad que maneja tantos recursos y posibilita la adjudicación de contratos de la más variada naturaleza como Corvivienda.

Por eso, para muchos, fue una sorpresa mayúscula saber que Mosquera Cuesta fuera el primer funcionario del gobierno de Judith Pinedo a quien la Fiscalía acusaba de un grave delito, y no uno de EDURBE, considerado por varios veedores y dirigentes gremiales como un verdadero cartel de la corrupción. El fiscal seccional 16, Álvaro Hernández Pianeta, la sindicó de los presuntos delitos de peculado por apropiación y celebración de contratos sin el lleno de requisitos legales, y una juez de Garantías: Elizabeth Araujo Arnedo, le dictó medida de aseguramiento con beneficio de detención domiciliaria.

Pero la sorpresa fue más grande aún al conocerse que la exfuncionaria está a punto de acogerse al principio de oportunidad. De acuerdo con varias fuentes, Mosquera firmaría un acuerdo con la Fiscalía para colaborar con la investigación y, a cambio de esta, recibir una rebaja de penas.

Para quienes conocen los detalles del caso, no hay dudas de que sí se cometieron irregularidades; lo que podría ocurrir, si las declaraciones de la exgerente conducen a ello, es que ahora se conozca -en realidad - quién o quiénes son los responsables de las mismas.

La exgerente de Corvivienda firmaría un acuerdo con la Fiscalía
Marina Mosquera se acogería a principio de oportunidad
        JUSTICIA
La exgerente de Corvivienda, Marina Mosquera, investigada por los presuntos delitos de peculado por apropiación y celebración de contratos sin el lleno de requisitos legales, estaría a punto de acogerse al principio de oportunidad. La exfuncionaria, sobre quien pesa medida de aseguramiento con detención domiciliaria, firmaría un acuerdo con el fiscal Álvaro Hernández Pianeta para colaborar y recibir una rebaja de penas.
Archivo Metro