::.Síganos también  en--.>

Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

******************************************************************************************************************************************************************************************************************
******************************************************************************************************************************************************************************************************************
Deportes

  Este espacio
  está reservado
  para su publicidad.
  Llámenos al
  3186062855
  o escríbanos a
  juancardila@gmail.com
Haga click aquí >>>

     Este espacio está reservado
     para su publicidad.
     Llámenos al 3186062855
     o escríbanos a
     juancardila@gmail.com
La novedosa aplicación 'Google Street View' no solo permite hacer maravillosos recorridos virtuales por diferentes ciudades, o encontrarnos con curiosas escenas (en nuestro país, las llamadas 'colombianadas'), o -más emocionante aún - visitar lugares que ya habíamos prácticamente olvidado. (Hacer click en Google Street View y anote en la ventana de búsqueda la dirección que desee).

También, para el caso de Cartagena, sirve para constatar cómo, a la vista de todo el mundo, en lugares por donde transitan con frecuencia decenas de funcionarios del Distrito, algunos aprovechados se apropian del espacio público, ya sea invadiendo aceras y calles con ventas estacionarias, extendiendo más allá de lo legal los límites de sus establecimientos o, más grave aún, realizando construcciones violando flagrantemente las normas urbanísticas.

Viajando virtualmente por las vías de La Heroica (con la ventaja de no tener que inquietarnos por los problemas de movilidad existentes), nos tropezamos con centenares de estas situaciones.

Una de ellas es ejemplo vivo de cómo, a pesar de la claridad meridiana de las normas que rigen las edificaciones, particularmente en materia de retiros con respecto a las calles y uso de jardines y antejardines, etc., algunos avivatos construyen locales en espacios que son para el uso y disfrute de todos, sin que las autoridades competentes cumplen con su deber de evitarlo.

Al 'transitar' por las calles de Manga, detectamos que los propietarios de la casa identificada con el número 17 - 144, en la esquina de la Avenida Jiménez o Calle 26 con el Callejón Porto o Carrera 18, construyeron sobre el área de antejardín del inmueble. (Ver FOTOGRAFÍAS)

Para quienes conocen las normas sobre la materia, es claro que ello no podía legalmente hacerse, ya que, por ley, el "antejardín es un área libre de propiedad privada, perteneciente al espacio público, comprendida entre la línea de demarcación de la vía y el paramento de construcción, sobre la cual no se admite ningún tipo de edificación", tal como lo define el portal especializado 'Metrocuadrado'.

La Ley 9 de 1989, en su artículo 5, dice: "entiéndese por espacio público el conjunto de inmuebles públicos y los elementos arquitectónicos y naturales de los inmuebles privados, destinados por su naturaleza, por su uso o afectación, a la satisfacción de necesidades urbanas colectivas que trascienden, por tanto, los límites de los intereses individuales de los habitantes".

El artículo 82 de la Constitución Política de Colombia ya había consagrado la garantía de tal derecho en los siguientes términos: "Es deber del Estado velar por la protección de la integridad del espacio público y por su destinación al uso común, el cual prevalece sobre el interés particular. Las entidades públicas participarán en la plusvalía que genere su acción urbanística y regularán la utilización del suelo y del espacio aéreo urbano en defensa del interés común". 

La Ley 472 de 1998 estableció en el literal d) del artículo 4, sobre Derechos e intereses colectivos. Son derechos e intereses colectivos, entre otros, los relacionados con: el goce del espacio público y la utilización y defensa de los bienes de uso público". 

Y el Decreto No. 0977 de 2001, "Por medio del cual se adopta el Plan de Ordenamiento Territorial del Distrito Turístico y Cultural de Cartagena de Indias", promulgó sobre el particular, en su artículo 239, Cerramientos: "Laterales y posteriores: Con excepción de los conjuntos o agrupaciones de viviendas, serán obligatorios y tendrán una altura máxima de dos punto cincuenta (2.50) metros. Para los retiros de frente o antejardín no se exigen cerramientos; cuando existan, se permitirá la construcción de un muro lleno con una altura máxima de cincuenta (50) centímetros, a partir del cual podrán construir verjas hasta una altura máxima de dos punto cincuenta (2.50) metros, siempre que sean semitransparentes. En las zonas comerciales no se permitirán el cerramiento lateral, ni del frente, ni del antejardín. Sobre los antejardines no podrá levantarse ninguna construcción, ni siquiera provisional, tales como garajes. En las zonas comerciales, se podrá utilizar el 50% del antejardín como terraza, siempre y cuando se cumplan las normas específicas de la zona. El otro 50% del antejardín, deberá ser zona verde". (Leer estas y otras normas sobre la materia).

Un tema publicitado

El caso de la propiedad identificada bajo el No. 17 - 144, en la esquina de la Avenida Jiménez o Calle 26 con el Callejón Porto o Carrera 18, en el tradicional barrio Manga, cuyos propietarios u ocupantes construyeron un local comercial sobre el área correspondiente al antejardín, no es el único, ni mucho menos, en Cartagena.

Tampoco lo es en el país, en varias de cuyas ciudades se ha denunciado la permisividad de las autoridades frente a un hecho que deteriora la calidad de vida de sus habitantes.

En Ibagué, la complicidad de algunos funcionarios fue denunciada por veedurías y medios de comunicación, tal como se advierte en la columna 'La Calle: A recuperar antejardines', (<<< hacer click) de Julio Londoño, publicada en El Nuevo Día.

En Cali el tema también ha sido denunciado. Allá, la subdirectora del Departamento de Planeación Municipal, Amanda Borrero, aseguró sobre el tema que "la gente alega que los antejardines son de ellos y eso es falso. Esos espacios son privados, pero tienen connotaciones públicas, hacen parte integral del perfil vial y del espacio público, y no se pueden invadir. Pero hay gente tan descarada que construido ahí, le ha puesto techo o le ha metido losa", como se informa en la nota 'Antejardines de Cali violan normas del POT' (<<< hacer click), publicado por el diario El País de la capital del Valle.

En Cartagena el tema ha sido objeto de denuncias y debates en numerosas ocasiones, pero todo indica, de acuerdo con lo que señala la subdirectora (e) de la Corporación Cartagena Visible, Dora Valencia Alfaro, "que los intereses particulares, sumados a la venalidad de algunos funcionarios, tienen más fuerza que el interés general".
     CARTAGENA
La novedosa aplicación del popular buscador no solo sive para recorrer virtualmente la ciudad. También permite apreciar cómo, en lugares por donde transitan diariamente decenas de servidores públicos, algunos avivatos continúan -impunemente - apropiándose del espacio que es para el uso y disfrute de todos los ciudadanos.
Google Street desnuda en Cartagena decenas de violaciones a las normas urbanísticas
Foto Metro.com
Tomada de Google Street
Tomada de Google Street
Al 'transitar' por las calles de Manga, detectamos que los propietarios de la casa identificada con el número 17 - 144, en la esquina de la Avenida Jiménez o Calle 26 con el Callejón Porto o Carrera 18, construyeron sobre el área de antejardín del inmueble.