::.Síganos también  en--.>

Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

******************************************************************************************************************************************************************************************************************
******************************************************************************************************************************************************************************************************************
Deportes

  Este espacio
  está reservado
  para su publicidad.
  Llámenos al
  3186062855
  o escríbanos a
  juancardila@gmail.com
Haga click aquí >>>
El representante a la Cámara William García Tirado visitó la semana pasada el despacho de la contralora General de la Nación, Sandra Morelli Rico, para entregarle, personalmente, otras pruebas sobre presuntas irregularidades contractuales en la Universidad de Cartagena.

Como se recordará, durante un debate de control político realizado en la Comisión Quinta de la Cámara, el dirigente político manifestó que, al parecer, la "corrupción ha arrojado pérdidas por $15 mil millones en la Universidad de Cartagena", como tituló un informe sobre el tema el diario El Espectador (<<< hacer click).

En esta oportunidad, de acuerdo con lo informado por una fuente cercana a García, este aportó nuevas pruebas "con el objeto de que se tomen prontas medidas y se actue rápidamente, ya que sigue actuando presuntamente en contrataciones irregulares y en favorecimiento de las próximas elecciones a favor del candidato de la administración de la entidad".

"En la última reunión del Consejo Superior", señaló la misma fuente, "el propio rector Germán Sierra Anaya, quien no tiene voto pero sí voz en el órgano de dirección, fue el que presentó los nombres de tres firmas para realizar la auditoría externa que, como se recordará, se comprometió a contratar el gobernador de Bolívar luego del debate realizado en el Congreso". Según el informante, ese hecho fue puesto en conocimiento de la contralora Morelli por el representante García, ya que "es inconcebible que sea el mismo rector el que lleve de la mano a quienes han de auditarlo, pasándose por la faja la loable iniciativa del gobernador Gossaín". De acuerdo con la fuente, a la citada reuinón del Consejo Superior de la UdeC no asistió Gossaín sino su delegado.

La investigación, en manos de la Gerencia Departamental de la CGR

Por decisión de la contralora Sandra Morelli, el Grupo de Vigilancia Fiscal de la Gerencia Departamental de la Contraloría General de la República adelantará las indagaciones sobre las supuestas irregularidades denunciadas por William García.

Así lo pudo establecer este portal, el cual, tras dialogar con funcionarios de la entidad en Bolívar, conoció que el órgano de control citó en varias oportunidades al rector Germán Sierra pero este no compareció. Asimismo, al determinar que las pruebas aportadas por García dejan entrever "que las mismas" (las pruebas presentadas), también "comportan hechos que son competencia de la Procuraduría", la contralora dio traslado de las copias correspondientes al órgano de control disciplinario

La responsabilidad del Consejo Superior

El Consejo Superior de la Universidad de Cartagena es el máximo órgano de gobierno y dirección del alma máter, de acuerdo con lo establecido en el artículo 13 del Acuerdo 40 de 1996; dentro de sus funciones está la de velar porque la marcha de la institución esté acorde con las disposiciones legales, el estatuto general y las políticas institucionales. Tiene entre sus responsabilidades, además, la de remover al rector y emitir concepto previo y favorable para la adjudicación y celebración de los contratos, de acuerdo con las normas de contratación administrativa y los reglamentos vigentes (Art. 24).

De acuerdo con diversos analistas, de ser cierto que el rector ha faltado a la función principal que establece el artículo 44, como es la de cumplir y hacer cumplir las normas constitucionales, estatutarias y reglamentarias vigentes, el Consejo Superior debería revisar sus actuaciones administrativas y contractuales. En el caso de que ello sea así, como podrían determinarlo la Contraloria y la Procuraduría en las indagaciones que adelantan, con el voto de al menos las dos terceras partes de sus miembros, el Consejo Superior podría considerar la remoción del funcionario, tal como lo establece el artículo 44 del Acuerdo 40 de 1996.
     POLÍTICA
El representante a la Cámara William García aportó nuevas pruebas de presuntos contratos irregulares en la Universidad de Cartagena, los cuales se estarían suscribiendo para favorecer, de acuerdo con lo que aseguró, al candidato a la Rectoría promovido por el rector. 


Supuestas irregularidades en Unicartagena,
bajo la lupa de la Gerencia Regional de la CGR