Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

::.Síganos también  en--.>
Debate sobre ética periodística
Verdad y objetividad, ¿meras mercancías?
Capítulo IX
El Presidente Álvaro Uribe, durante un consejo comunal realizado el 2 de noviembre en el barrio Muzú, en el sur de Bogotá, pidió frenar la publicidad de alcaldías y gobernaciones en época electoral. Escasos cinco días después de los pasados comicios, el mandatario se manifestó preocupado porque "en algunas partes del país los gobiernos locales gastan más en publicidad que en política social".

Tras señalar que varios alcaldes y gobernadores "contrataron sin justificación costosos avisos de prensa y publicidad en programas de emisoras", Uribe le solicitó al Congreso
EN EL PRÓXIMO CAPÍTULO:
Cuánto pagó en 2007 la Alcaldía, por supuestos servicios publicitarios, a varios periodistas cuya labor más visible fue la defensa ciega y apasionada de su desprendido contratante. El caso, que es mostrado en varias universidades como ejemplo de violación a la ética periodística, ha sido puesto ya en conocimiento de los órganos de control.

El de Familias en Acción, un caso aberrante
Familias en Acción es un programa manejado por la Presidencia de la República, a través de Acción Social, consistente en la entrega a las familias de los sectores más desprotegidos del país de un subsidio de 78.000 pesos por cada hijo.

En Cartagena, además de los recursos destinados por el Gobierno Nacional, el Alcalde dispuso de una especie de contrapartida, la cual fue manejada directamente por su despacho bajo el rubro 02-70-05-90-04-01-01. 




De esa partida, haciendo gala de una generosidad digna de mejor causa, el alcalde Curi le giró en distintos periodos de su mandato a un periodista radial muy cercano a sus afectos y uno de los principales propagandistas de sus actos de gobierno y de sus diferentes candidatos, la nada despreciable suma de 5 millones de pesos mensuales por un servicio que ningún funcionario distrital ha podido esclarecer. 

Otro zarpazo en Desarrollo Social
La Secretaría de Participación Ciudadana y Desarrollo Social de Cartagena es la encargada de promover programas en beneficio de los sectores vulnerables de la población, entre ellos los niños, las adolescentes embarazadas, los adultos mayores, las madres cabeza de hogar, los indigentes y los desplazados, entre otros. Constantemente, los funcionarios de esta dependencia se quejan de que, por tratarse de una población extensa y heterogénea, no hay recursos financieros suficientes para cumplir su misión.

No obstante, el mismo periodista cuyo alto grado de profesionalismo le mereció recibir 5 millones de pesos mensuales del programa Familias en Acción, radicó varias cuentas en la citada dependencia, por valor de 15 millones de pesos, cobrando por servicios que solo el interventor del contrato, Amaury Barboza, asegura conocer.

Consultada sobre el caso, la secretaria de Participación, Rosina Hurtado, manifestó ignorar qué servicios le estaban cancelando al venturoso comunicador, y admitió que había avalado su contratación "por orden superior".

En otras dependencias
Pero el pago de millonarias sumas por la supuesta promoción de Familias en Acción y los programas desarrollados por la Secretaría de Participación Ciudadana no fue el único recibido por un periodista cuya principal característica ha sido el altísimo grado de sumisión hacia el alcalde Curi y varios de sus funcionarios, y su absoluta carencia de sentido de las proporciones al momento de atacar, e incluso injuriar, a cualquiera que se atreviese a cuestionar a sus generosos contratantes.

Durante su gobierno y hasta antes de las elecciones, el alcalde Nicolás Curi ordenó el desembolso, al mismo periodista, de jugosos emolumentos a través, entre otros, de su despacho, el DADIS, el IDER, DISTRISEGURIDAD, CORVIVIENDA, EDURBE, el IPCC, el DATT, y las secretarías General, de Educación, de Participación y, sobre todo, la de Hacienda.   














De acuerdo con varias fuentes, estos pagos corresponden solo a las citadas dependencias y entidades y únicamente hasta las elecciones de octubre. En noviembre y diciembre, la Administración siguió pagando a Teherán por los favores recibidos.
Aunque varios funcionarios se negaron sistemáticamente a entregar información (sobre todo el Secretario de Hacienda, quien, aduciendo que él no fue nominador,  responsabilizó en todo momento a sus compañeros de gabinete), pudo establecerse que el periodista Germán Teherán Montes, quien conduce un supuesto magazín en La Voz de las Antillas de 5:30 a 6:30 de la mañana, recibió del Despacho del Alcalde la suma de 10 millones de pesos y cifras millonarias de otras dependencias (VER RECUADRO).

Para quienes han oído la defensa que el próspero comunicador hace diariamente de la Administración Curi y todo lo que ella representa, no hay dudas de que, con estas millonarias sumas, más que un servicio publicitario se compró una conciencia. 



<<< Ir a Capítulo VIII
Vea otros capítulos:
Capítulo 1. - De cómo, en un sector del periodismo local, particularmente en ciertos noticieros radiales,  los méritos reconocidos a un funcionario suelen ser proporcionales al 'sobre' o la cuña que se reciba. O peor aún, de cómo la honra de una persona está ligada a la suma de dinero que un enemigo de la misma esté dispuesta a pagar.
Capítulo 2. - "La Voz del Sinchi", un singular relato sobre una extorsión periodística (en "Pantaleón y las Visitadoras", de Mario Vargas Llosa), que retrata de cuerpo entero varios casos locales.
Capítulo 3. - ¿Deben los periodistas tomar partido de cara a unas elecciones? Qué piensan sobre el tema ciudadanos del común y reconocidos articulistas locales.
Capítulo 4. - ¿Cuántos empleados tiene y cuál es el presupuesto de la Oficina de Prensa de la Alcaldía? Un somero estudio de cómo se maneja la dependencia que tiene entre sus objetivos mostrar a la ciudadanía las acciones del Ejecutivo, pero que, de acuerdo con los resultados de una gran encuesta contratada por el proyecto Cartagena Cómo Vamos, ha sido un rotundo fracaso.  
Capítulo 5. - ¿Qué puede hacerse desde la Academia y los propios medios para corregir el rumbo y recuperar la credibilidad perdida? Comentarios y sugerencias de políticos, dirigentes cívicos, académicos y periodistas.
Capítulo 6. - Los casos de periodismo mercenario en Cartagena han sido tema de debate en diversos foros. Según el periodista boliviano Alfonso Gumucio, este tipo de individuos prolifera porque "los periodistas sin ética son una mercancía barata, que se compran y se venden fácilmente".
Capítulo 7. - El tema del periodismo al servicio de intereses particulares y en detrimento del interés común es tema de debate en todo tipo de escenarios. Qué puede hacerse desde la academia para combatir ese mal es lo que intentan responder algunos alumnos y docentes.
Capítulo 8. - Cómo es el fenómeno en otros países. Lo qué ocurre en Cartagena en época preelectoral. El caso de periodistas al servicio de causas políticas pagados por los gobernantes de turno.
Capítulo 10. - Cuánto pagó en 2007 la Alcaldía, por supuestos servicios publicitarios, a varios periodistas cuya labor más visible fue la defensa ciega y apasionada de su desprendido contratante. El caso, que es  mostrado en varias universidades como ejemplo de violación a la ética periodística, ha sido puesto ya en conocimiento de los órganos de control.
Capítulo 11. - El tema de la pauta oficial sigue siendo objeto de debates en diversos escenarios. A qué se comprometieron el gobernador de Bolívar y la alcaldesa de Cartagena, en el denominado Pacto de Auditorías Visibles y Transparencia, en materia de campañas publicitarias.
Capítulo 12. - Desde la perspectiva de varios estudiantes de las facultades de comunicación social de las universidades de Cartagena, Tecnológica de Bolívar y Jorge Tadeo Lozano, un análisis del periodismo radial que se practica en Cartagena.
Capítulo 13. - De cómo el veterano periodista Pablo J. Caballero confiesa que él, todos los años, se rebusca postulando un funcionario como "personaje distinguido", y de las razones por las cuales presentó a su colega Hundelshauseen al abogado Santamaría.

El alcalde de Cartagena, Nicolás Curi Vergara, durante una nutrida rueda de prensa celebrada en su despacho
"Más inversión social y menos publicidad": Uribe
aprobar una Ley que evite "los gastos propagandistas exagerados en vísperas o en medio de un proceso electoral", por considerar que estos no solo propician un manifiesto constreñimiento a favor de ciertas candidaturas, sino que también desvían ingentes recursos del área social hacia asuntos menos prioritarios como la publicidad". 

Y aunque en dicha reunión no se hizo alusión a ningún caso en concreto, quienes en Cartagena conocen los listados de las pautas publicitarias que manejaron con inquietante desprendimiento varios funcionarios del Distrito, entre ellos el propio Alcalde, a favor de seis o siete periodistas, creyeron inmediatamente que el Presidente Uribe se refería a nuestra ciudad. 

Ir a Capítulo X >>>
Diciembre de 2007