Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

::.Síganos también  en--.>
Debate sobre ética periodística
Verdad y objetividad, ¿meras mercancías?
Capítulo V
Las pautas publicitarias a los periodistas que cubren la administración publican y las consideraciones éticas que se han hecho en algunos medios sobre el tema, continúan siendo objeto de candentes debates en muchos escenarios.

Como era de esperarse, varios comunicadores reaccionaron en contra de los señalamientos realizados en la revista Metro en cuatro de sus ediciones anteriores. De manera airada, rechazaron las sindicaciones en el sentido de que numerosos periodistas, principalmente radiales, actúan como pordioseros al momento de ofrecer sus servicios publicitarios y, peor aún, "critican insistentemente a los funcionarios hasta cuando estos deciden darles una cuña, luego de lo cual adoptan una actitud laudatoria y, en ocasiones, servil y zalamera, lo que puede calificarse como una vulgar y vergonzante extorsión".

Uno de los primeros en manifestar su contrariedad fue Jairo Baena Vargas, comunicador egresado de la Universidad Autónoma del Caribe, presidente de la empresa "Periodistas de Bolívar" y asesor de la Oficina de Prensa de la Alcaldía de Cartagena, quien, en carta a la revista Metro, afirmó que tales señalamientos "no contribuyen en nada al desarrollo ni la integración del gremio, siendo que lo que tenemos que hacer es reconocernos y unirnos alrededor de propósitos comunes".

De acuerdo con Baena Vargas, "está demostrado que en Cartagena un comunicador tiene que realizar, además del periodismo, otras actividades para poder subsistir y mantener a su familia, y aquellos que solo realizan una actividad están condenados a pasar trabajo o a mal venderse por pura necesidad", y pone como ejemplo su propio caso: además de asesor de la Alcaldía y director del programa radial 'CN Noticias', es corresponsal del informativo televisivo 'CV Noticias', que se emite por Telecaribe; es asesor en comunicaciones de la Cooperativa de Educadores de Bolívar y, cada cierto tiempo, es jefe de prensa de candidatos a cargos de elección popular.

Jairo Baena, además, es autor de un estudio sobre la situación laboral de los periodistas en Cartagena, a la que califica como "la crisis laboral más grande del mundo". Asegura que "es fácil hablar de ética cuando se tiene el estómago lleno", y advierte que los problemas para los comunicadores serán más graves "en la medida en que pasen los años, cuando las facultades de Comunicación - Periodismo y los institutos tecnológicos con programas de Producción en Radio y Televisión empiecen a graduar estudiantes, ya que no existen empresas con capacidad para recibir a tantos profesionales y tecnólogos". 


EN EL PRÓXIMO CAPÍTULO:
Los casos de periodismo mercenario en Cartagena han sido tema de debate en diversos foros. Según el periodista boliviano Alfonso Gumucio, este tipo de individuos prolifera porque "los periodistas sin ética son una mercancía barata, que se compran y se venden fácilmente".
El caso de Todelar
Como una muestra del grave problema que padecen los comunicadores cartageneros, el estudio toma el cao de las emisoras Radio Vigía y La Voz de las Antillas, de la cadena Todelar, "las cuales son el símbolo del hacinamiento y la Ley del rebusque más grande del mundo", ya que, según sus propias palabras, "en estas emisoras, aunque el día tiene 24 horas, se emiten a diario 47 programas, entre las 4 de la mañana y las 10 de la noche. Y si me preguntan cómo lo hacen, yo les respondo: a pedacitos".

Según Baena, "en estas dos emisoras los programas de sacerdotes, pastores y brujos son los que más duran, porque son los que mejor pagan. Se acaba la misa del padre Cano y comienza el programa del brujo Aristides Alfonso. Comienza el programa del brujo Papá Walter y sigue la misa del padre Osman. Y son los más puntuales, porque un periodista tiene que esperar dos y tres meses a que le pague la Alcaldía o la Gobernación una pauta publicitaria".




De acuerdo con el citado estudio, en Cartagena existen alrededor de 329 comunicadores activos, de los cuales únicamente 114 son asalariados: "treinta y uno en El Universal, entre periodistas y reporteros gráficos; en la Alcaldía, diecisiete periodistas y cinco camarógrafos; en la Gobernación de Bolívar, ocho periodistas y cinco camarógrafos; en el periódico La Verdad, nueve periodistas y un reportero gráfico; en el noticiero local de  Telecaribe  y  en  el  Canal


Jairo Baena, presidente de la Asociación de Periodistas de Bolívar, se dirige a varios de los miembros de la organización
Cartagena, cinco periodistas y dos camarógrafos cada uno; y en El Heraldo, El Tiempo, RCN Radio, RCN TV, Caracol Radio y Caracol TV, dos periodistas y dos camarógrafos cada uno." 

"Todos los demás", indica Baena, "ejercen el periodismo de manera independiente, y eso sin mencionar a los brujos, ni a los pastores, ni a los curas, ni a los botánicos, ni mucho menos a los líderes cívicos que también tienen programas y noticieros".

Para Baena Vargas, gran parte de la problemática es producto del cierre o el cambio de propietarios de varias estaciones radiales.

"Desde hace más de diez años, La Voz de las Estrellas, Emisoras Fuentes y Radio Bucanero permanecen cerradas y el Ministerio de Comunicaciones no se decide a recuperar sus frecuencias y entregárselas a nuevos interesados. Y para rematar, Radio Príncipe, Radio Auténtica, La Voz de la Victoria y Colmundo Radio fueron adquiridas por grupos religiosos, y es poco el espacio laboral que brindan a los periodistas independientes".
La punta del iceberg
"Existe un caso que es el mejor ejemplo de los problemas que padecemos los periodistas. Miguel Polo Sarabia trabajó en las principales cadenas de radio del país. Fue la voz que identificó por muchos años Emisora Fuentes, la más antigua de las estaciones de radio de Cartagena. Pero se quedó sin programa por falta de financiación, y como lo que mejor sabe hacer es radio, se integró en La Voz de las Antillas a un equipo que, por razones de solidaridad y colegaje, hace de  lunes  a  viernes
Ada Echenique, directiva de la APB, con un grupo de comunicadores, durante una reunión en la Gobernación de Bolívar
tres programas en una hora: a las 8 de la mañana empieza Álvaro Güeto su informativo 'La Noticia Hoy'; a las 8 y 20 comienza Álvaro Ortega su noticiero 'Presencia'; y a las 8 y 40 arranca Miguel Polo Sarabia su programa 'De Frente con Miguel Polo', el cual se extiende hasta las 9".

La propuesta de "Periodistas de Bolívar"
De acuerdo con Baena, la posibilidad de aliviar al menos la crítica situación laboral que padecen en Cartagena centenares de periodistas depende de una decisión del Ministerio de Comunicaciones.

La empresa asociativa de trabajo "Periodistas de Bolívar", presidida por el mismo Baena, le envió el pasado 6 de octubre una carta a la ministra de Comunicaciones, María del Rosario Guerra de la Espriella, en la cual le solicita que "se estudie la posibilidad de que algunas de las frecuencias apagadas" (las de Radio Bucanero, La Voz de las Estrellas y Emisora Fuentes) les sean asignadas a dicha empresa, "o se abra licitación pública para nosotros participar".

Baena asegura en su misiva que "de contar con una empresa propia de periodistas para periodistas dignificaremos la profesión y garantizaremos fuentes de trabajo a muchas familias cartageneras".
<<< Ir a Capítulo IV
Vea otros capítulos:
Capítulo 1. - De cómo, en un sector del periodismo local, particularmente en ciertos noticieros radiales,  los méritos reconocidos a un funcionario suelen ser proporcionales al 'sobre' o la cuña que se reciba. O peor aún, de cómo la honra de una persona está ligada a la suma de dinero que un enemigo de la misma esté dispuesta a pagar.
Capítulo 2. - "La Voz del Sinchi", un singular relato sobre una extorsión periodística (en "Pantaleón y las Visitadoras", de Mario Vargas Llosa), que retrata de cuerpo entero varios casos locales.
Capítulo 3. - ¿Deben los periodistas tomar partido de cara a unas elecciones? Qué piensan sobre el tema ciudadanos del común y reconocidos articulistas locales.
Capítulo 4. - ¿Cuántos empleados tiene y cuál es el presupuesto de la Oficina de Prensa de la Alcaldía? Un somero estudio de cómo se maneja la dependencia que tiene entre sus objetivos mostrar a la ciudadanía las acciones del Ejecutivo, pero que, de acuerdo con los resultados de una gran encuesta contratada por el proyecto Cartagena Cómo Vamos, ha sido un rotundo fracaso.  
Capítulo 6. - Los casos de periodismo mercenario en Cartagena han sido tema de debate en diversos foros. Según el periodista boliviano Alfonso Gumucio, este tipo de individuos prolifera porque "los periodistas sin ética son una mercancía barata, que se compran y se venden fácilmente".
Capítulo 7. - El tema del periodismo al servicio de intereses particulares y en detrimento del interés común es tema de debate en todo tipo de escenarios. Qué puede hacerse desde la academia para combatir ese mal es lo que intentan responder algunos alumnos y docentes.
Capítulo 8. - Cómo es el fenómeno en otros países. Lo qué ocurre en Cartagena en época preelectoral. El caso de periodistas al servicio de causas políticas pagados por los gobernantes de turno.
Capítulo 9. - Los periodistas mercenarios en Cartagena. Cuánto gastan las dependencias de la Alcaldía en varios comunicadores que, como señala la sabiduría popular, "tienen una toalla mojada en la boca".
Capítulo 10. - Cuánto pagó en 2007 la Alcaldía, por supuestos servicios publicitarios, a varios periodistas cuya labor más visible fue la defensa ciega y apasionada de su desprendido contratante. El caso, que es  mostrado en varias universidades como ejemplo de violación a la ética periodística, ha sido puesto ya en conocimiento de los órganos de control.
Capítulo 11. - El tema de la pauta oficial sigue siendo objeto de debates en diversos escenarios. A qué se comprometieron el gobernador de Bolívar y la alcaldesa de Cartagena, en el denominado Pacto de Auditorías Visibles y Transparencia, en materia de campañas publicitarias.
Capítulo 12. - Desde la perspectiva de varios estudiantes de las facultades de comunicación social de las universidades de Cartagena, Tecnológica de Bolívar y Jorge Tadeo Lozano, un análisis del periodismo radial que se practica en Cartagena.
Capítulo 13. - De cómo el veterano periodista Pablo J. Caballero confiesa que él, todos los años, se rebusca postulando un funcionario como "personaje distinguido", y de las razones por las cuales presentó a su colega Hundelshauseen al abogado Santamaría.
Ir a Capítulo VI >>>
Diciembre de 2006