::.Síganos también  en--.>

INICIO       OPINIÓN       POLÍTICA       CONFIDENCIALES       DEPORTES       BOLÍVAR       EMPRESAS
Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

Deportes


Sus tarjetas virtuales a nuestros suscriptores y, en general, a todos nuestros lectores, pueden ordenarlas mediante una llamada al 3186062855 o a través del correo electrónico juancardila@gmail.com
******************************************************************************************************************************************************************************************************************
******************************************************************************************************************************************************************************************************************

Bitácora Gobernación de Bolívar

Las noticias del Departamento
. . .   . . .   . .   . . . .   . .  . . . . . . . . .   .                  . .    . .   .. . .        . . .   . .   . . . .   . .  . . . . . .   . . .   . . .    . .   . . . . .   . . .   . .   . . . .   . .  . . . . . . . . .   . . .    . .   . .. . .   . . .   .
.     . . . .   . .  . . . . . . . . .   .    . .    . .   .. . .   . . .         . .   . . . .   . .  . . . . . . . . .   . . .    . .   .   . . . .   . . .   .    .   . . . .   . .  . . . . . . .    . .   . . .    . .   . .. . .       . . .   . .   . . . .   . .  . . . . .    . . . .   . . .    . .   .. . .   . . .   . .   . . . .        . .  . . . . . . . . .   . . .    . .   . . . . .   . . .   . .   . . . .   . .    . . . . . . . .   . . .    . .   . .
. . .   . . .   . .   . . . .   . .  . . . . . . . . .   .          . . .   . .   . . . .   . .  . . . . . . . . .   . . .    . .   . .. . .   . . .   .
.     . . . .   . .  . . . . . . . . .   .    . .    . .   .. . .   . . .               . .    . .   .. . .        . . .   . .   . . . .   . .  . . . . . .   . . .   . . .    . .   . . . . .     . .   . . . .   . .  . . . . . . . . .   . . .    . .   .   . . . .   . . .   .    .   . . . .   . .  . . . . . . .    . .   . . .    . .   . .. . .       . . .   . .   . . . .   . .  . . . . .    . . . .   . . .    . .   .. . .   . . .   . .   . . . .        . .  . . . . . . . . .   . . .    . .   . . . . .   . . .   . .   . . . .   . .    . . . . . . . .   . . .    . .   . .
    CARTAGENA
"En enero estaré de vuelta en la Alcaldía de Cartagena": Campo Elías Terán Dix
Archivo Metro
Cuando marqué los últimos números del celular de la persona a la que, según pude descubrir instantes después, había llamado más para decirle cosas yo a ella que para que ella me las dijera a mí, sentí un ligero escalofrío. ¿Y qué tal que, cuando oyera mi voz y supiera que era yo, colgara inmediatamente o -peor aun - me reclamara con su habitual vozarrón porque yo he sido, desde siempre, un decidido contradictor suyo, y lo natural es que se alterara si era justamente este pecho el que la importunaba en la intimidad de su hogar en plenas vísperas de la Navidad?  Porque, como saben quienes leyeron el título de esta nota, la persona a la que había llamado era Campo Elías Terán, el alcalde titular de Cartagena. Y porque, como lo conocen los lectores de este portal y, sobre todo, lo saben él y su familia, yo no solo voté en su contra sino que había gritado a los cuatro vientos que elegir a una persona con su impericia conllevaba un alto riesgo para una ciudad que todavía no se reponía de los estragos causados durante más de una década por sucesivos malos gobiernos.

Pero Terán no cortó la llamada cuando me identificó, ni expresó ningún reclamo. Por el contrario: locuaz, como siempre, como antes de que el maldito cáncer que lo aqueja hubiera impactado en su humanidad y la quimioterapia a la que fue sometido le afectara el habla, el mandatario de los cartageneros se explayó en elogios por el periodismo que -según dijo - se ejerce desde Metro.Com, reconociendo que, al menos en el tema de las malas compañías "el tiempo terminó dándote la razón". "El Tiempo no solo", le respondí, tratando de escuchar una de las famosas carcajadas a las que nos tuvo acostumbrados durante mucho tiempo; "también El Espectador y La Silla Vacía". "Y también El Universal y La Verdad", ripostó. Le había robado una sonrisa que se le  adivinaba entre líneas, pero extrañé la sonora carcajada con que solía rematar cada una de sus frecuentes salidas humorísticas. Pero era amo y señor de una lucidez que me sorprendió en una persona que, por lo que habíamos podido establecer de fuentes médicas fiables, luchaba con admirable tesón contra los males que padecía. "Tenías razón, campeón; a mi campaña se embarcaron unos individuos solo para aprovecharse ellos y no para trabajar por la ciudad", manifestó, de sopetón, mientras hablábamos de los problemas por los que atravesaba el gobierno distrital; "es lo único bueno que me ha traído esta incapacidad; hoy ya sé quienes son mis verdaderos amigos y quiénes entraron a la campaña solo para satisfacer sus intereses particulares".

Sin que se le preguntara, Terán dijo que, afortunadamente, muchas de las insinuaciones de esos individuos jamás las tuvo en cuenta. "Menos mal que no les paré bolas; me hubieran puesto a pelear con todo el mundo", señaló con voz pausada pero firme; "por ejemplo, Óscar Brieva siempre me decía que tú pasabas atacándome y que había que quitarte todo lo que tuvieras en el gobierno; pero jamás toqué nada tuyo". No le pregunté a qué cosas que yo tuviera en el gobierno se refería. Lo que sí quise saber era si se arrepentía de haberle brindado una confianza excesiva a varios que ayer fueron sus subalternos y hoy lo abandonaron en medio de la crisis, pero Terán evadió la pregunta. Lo que dijo es que se sentía muy bien de salud y pensaba que podría retornar a la Alcaldía en las próximas semanas. "Regresaré a Cartagena los primeros días de enero, y muy posiblemente también a la Alcaldía", expresó, evidentemente entusiasmado.

Mientras yo hacía esfuerzos por enterarme de más detalles de su regreso pero sin hacer preguntas directas, Terán cambió abruptamente de tema y contó -feliz - anécdotas de un reciente paseo por las sabanas de Bogotá en compañía de su esposa, Nereyda;  su hijos, Egla y Campo Elías Jr., sus nietos Ismael Enrique y Sebastián, y su cuñada Trini, pocos días después de la última quimioterapia a la que fue sometido en la clínica Santa Fe

"Recordando lo bien que lo pasé con mi familia durante las vacaciones de mis nietos, pienso ahora en tantas familias pobres de Cartagena que no sé cómo lo estarán pasando en esta Navidad con tantas falencias que tienen", indicó. "Hoy, que estoy contento por estar hablando a esta hora contigo, te tengo que decir que lo que más lamento es no pasar la Navidad con mis gentes de las barriadas de la ciudad", exclamó con un tono de voz muy similar al que tuvo siempre al frente de su escuchado noticiero, el de más alta sintonía en Cartagena; al que mantuvo durante la extenuante campaña que lo llevó a obtener la Alcaldía con más de 160 mil sufragios, la votación más alta en la historia de La Heroica; y al que conservó los primeros meses de su accidentado gobierno, antes de que el destino truncara -¿interrumpiera temporalmente? - lo que muchos presagiaban como una exitosa carrera política.

El alcalde se detuvo a hablar de los miles y miles de ciudadanos de a pie que respaldaron sincera y decididamente su candidatura y me pidió que dejara muy claro su mensaje de Navidad para todos: "que cada uno de ellos sepa que los he tenido siempre en el corazón y que todos los días de Dios pienso en ellos; a todos les deseo una feliz Navidad y un Año Nuevo lleno de mucha ventura; ¡y que me esperen que ya pronto estaré con ellos!", señaló.

Espere entrevista completa el próximo sábado 29 de diciembre.
Por Carlos Ardila González

  Este espacio está reservado
  para su publicidad.
  Llámenos al 3186062855
  o escríbanos a juancardila@gmail.com