::.Síganos también  en--.>

Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

******************************************************************************************************************************************************************************************************************
******************************************************************************************************************************************************************************************************************
Deportes

  Este espacio
  está reservado
  para su publicidad.
  Llámenos al
  3186062855
  o escríbanos a
  juancardila@gmail.com
Haga click aquí >>>

     Este espacio está reservado
     para su publicidad.
     Llámenos al 3186062855
     o escríbanos a
     juancardila@gmail.com
¡Volvámoslo a poner!
Émery Barrios Badel

Cuando Rufo Garrido hacía el arreglo de Pie pelúo no se imaginó que estaba poniéndole ropaje al que sería el tema bandera de las tradicionales fiestas del once de noviembre en Cartagena. Tampoco Clímaco Sarmiento creyó que su pícara y sugestiva creación llegaría a tanto. Pedro Laza, su intérprete, fue un poco más intuitivo: "Sabía que este número iba a pegar; entre otras razones porque era un fandango, ritmo alegre que obliga a los bailadores a moverse…"

Pie pelúo (1954) aparece en el memorable álbum FIESTA Y CORRALEJA, considerado como una especie de banda sonora de las Fiestas. En él se incluyeron otras composiciones como El cebú, El cariseco, El mochilero, El iguano, El chivo mono que, aunque grabadas en diferentes momentos de los años cincuenta, tienen la misma factura sonora.

Rufo Garrido y Clímaco Sarmiento, con sus respectivas orquestas, nos dejaron un legado importantísimo: El buscapié, La Palenquerita, Pelayo, La vaca vieja, La cigarra… A ellos se suma una larga lista de canciones  y también de otros intérpretes. Te olvidé, célebre composición del maestro Peñaloza que erróneamente se ha querido vincular o relacionar exclusivamente al carnaval de Barranquilla; La ceiba del gaitero Medardo Padilla, El capuchón de Toño Fernández, La gigantona y El certamen del maestro José Pianeta Pitalúa y su Orquesta A No.1; Las cosa de Goya de Julián Machado…

En fin sería difícil nombrar aquí todos los temas y las agrupaciones que crearon y grabaron una música que ha perdurado a pesar de los años. Hay que anotar, sin embargo, que muchas composiciones se han ido borrando de la memoria colectiva, bien porque se quedaron en el formato de 78 RPM, o por el desconocimiento de quienes han tenido la responsabilidad de divulgarlas. Es lo que ha sucedido, por vía de ejemplo, con "El berroche (Orquesta A No. 1), Tranquilino y Viva noviembre (Rufo Garrido), Fiestas novembrinas (Andrés Landero).

La era del disco compacto ha desempolvado muchas de esas piezas musicales, pero también dejó en el olvido a otras que habían sido recopiladas en los extintos elepés de música costeña.

Lo tradicional, musicalmente hablando, no riñe con lo que se produce actualmente: hay para todos los gustos y se debe estimular la creación de nuevas obras musicales que lleguen a enriquecer las fiestas en los diferentes géneros, esto es algo que ha tenido claro el Comité por la Revitalización de las Fiestas de Independencia.

Sin embargo, es necesario insistir en el rescate de los temas "clásicos" o representativos de noviembre y también incentivar a las diferentes agrupaciones musicales a que los incorporen a su repertorio. A ello obedece la iniciativa del IPCC de producir cada año un disco que incluya las composiciones que alimenten la memoria y alegren el corazón de los cartageneros. Que escuchar a Pedro Laza sea una señal de que se acerca o ya llegó noviembre.

        CULTURA
"¡Volvámoslo a poner!"
Un año sin Émery
Por Juan Camilo Ardila Durante

Se cumple un año del último suspiro de Émery Barrios en la tierra. Bastante lejos del bullicio de Cartagena, Émery debió haber armado una extraordinaria banda en el cielo. Siempre ha sido muy perspicaz. Ya se las habrá arreglado para organizar fiestas póstumas con algunos de los artistas que él adoraba por estos lares. Y es que con Rufo Garrido, Pedro Laza y Joe Arroyo por allá, la tentación de rumba debe ser enorme. Sin prejuicios ni deudas pendientes, Émery Barrios debe haber logrado que -allá arriba - cada día sea noviembre. Un noviembre de Fiestas.

En conmemoración al primer aniversario de su partida, publicamos esta columna escrita por él para el periódico El Pregonero, publicado en 2008 por el Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena.

Archivo familiar