Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

::.Síganos también  en--.>
Fiel a los principios que inspiraron su fundación en febrero de 2005, la revista METRO ha venido enarbolando las banderas de la lucha contra el clientelismo, la politiquería y el desgreño administrativo que han retrasado el desarrollo de Cartagena y propiciado los altos niveles de pobreza que padece la mayoría de sus habitantes.

Su línea editorial, y aún los artículos de sus ocasionales colaboradores, han correspondido al ejercicio de un control social responsable y decidido. Asimismo, como consecuencia de algunas de sus exclusivas revelaciones, por lo menos en una docena de oportunidades los órganos estatales de control, particularmente la Procuraduría, han abierto indagaciones que, en su mayoría, han conllevado procesos disciplinarios, fiscales y penales.

"Otro saqueo a la ciudad", "El negocio de las concesiones", "La Flor… del fango", "EPD: una vaca lechera", "Telaraña de contratos en Unicartagena", "Pena de muerte a los corruptos", "Pactos por la transparencia, un saludo a la bandera", "Los tropiezos de Multiservicios", "Los debates en el Concejo, pura pólvora mojada", "En el EPA, lo que no nos cuesta, hagámoslo fiesta", "Cartagena, otra vez sitiada", "En licitaciones de la Alcaldía: irregularidades o simples errores", "En asuntos de contratos, Con Nosotros, Sí!", "Un súper contratista en la Administración", "Ratón Curi, veedores piden otro control excepcional", "Violaciones a normas urbanísticas, pan de cada día", "O cambian o los cambian", "Feria de contratos en el Concejo" y "Lupa a concesiones del Distrito", entre otros, son títulos que reflejan el perfil de un periodismo comprometido genuinamente con la lucha contra la corrupción.

En materia electoral la revista METRO siempre ha tomado partido. Y lo ha hecho, consecuente con su pensamiento editorial, más que a favor de unas candidaturas, en contra de las apadrinadas por financistas y dirigentes políticos cuestionados, cuya responsabilidad en el clientelismo, la politiquería y el desgreño imperantes ha sido patente.

En vísperas de las elecciones de 2005 la revista METRO advirtió que "si en el tarjetón electoral figuran los nombres de ex servidores públicos que manejaron desordenadamente la cosa pública, sería un grave error colocar una equis o una cruz encima de sus números y sus símbolos", en clara alusión al ex alcalde y entonces candidato Nicolás Curi.

Antes de los comicios de 2007 señaló que "la ciudad se debate una vez más entre dos opciones muy distintas: por un lado, el candidato de la familia Curi, sus amigos y seguidores, con todo lo que sus nombres representan; y por el otro, nueve alternativas que exigen para sí, con justificación o sin ella, la vocería de quienes claman por un cambio sustancial en las costumbres políticas locales", e indicó que "una vez más, el panorama que se presenta a los potenciales electores es el de una opinión pública polarizada: unos con la esperanza de que se logren cambiar los malos hábitos políticos que han primado en la ciudad durante los últimos años, y otros con la pretensión de continuar 'atornillados' a factores de poder cuya posesión defienden a capa y espada".

Y hoy, dos años y medio después de que una amplia mayoría impusiera un claro e inequívoco mandato porque se cambiaran las nefastas prácticas políticas que tanto daño han infringido a Cartagena, eligiendo por una amplísima mayoría a Judith Pinedo, la revista METRO ratifica su voluntad por continuar aportando un grano de arena a la lucha contra la corrupción y, particularmente, su respaldo a las acciones que en ese mismo sentido viene implementando el actual gobierno distrital.

Por ello, y por tener claridad sobre la actual coyuntura política, la revista advierte que continuará su línea editorial en franca contradicción con el clientelismo, la politiquería y el desgreño administrativo, pero sin prestarse al juego de quienes, disfrazando sus soterrados intereses en el sofisma de estar ejerciendo control político o social, pretenden utilizar como idiotas útiles a algunos periodistas y veedores. 



Editorial
Con lealtad a nuestros principios
"La revista METRO ratifica su voluntad por continuar aportando un grano de arena a la lucha contra la corrupción y, particularmente, su respaldo a las acciones que en ese mismo sentido viene implementando el actual gobierno distrital."