Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

::.Síganos también  en--.>
     OPINIÓN
Editorial
Concurso para seleccionar a curadores urbanos, ¿verdaderamente de méritos?


Dijimos, en nuestro anterior informe sobre el proceso de selección de los dos curadores urbanos de Cartagena, que, a pesar de las innumerables observaciones que a este han hecho periodistas, veedores y concursantes, aún no cuelgan en la web los puntajes parciales del mismo.

Como se sabe, este proceso, al cual sus realizadores denominan 'concurso de méritos', es adelantado por la Universidad de San Buenaventura en cumplimiento de un contrato suscrito con la Secretaría de Planeación distrital.

En respuesta a esa inquietud, un funcionario o contratista de esta dependencia, suponemos que por orden de su titular, nos pidió, mediante correo electrónico y a través de varias redes sociales, que entráramos a la página Web de la Secretaría donde "están los documentos incluida la resolucion resultados totales; está en la pagina hace semanas" (SIC).

Al diligente funcionario o contratista debemos decirle, y por intermedio de él a sus jefes directos, que ni ayer ni hoy han estado colgados en la página Web de la Secretaría de Planeación, como tampoco en el portal de la Universidad de San Buenaventura, los resultados parciales de cada componente del proceso, que es lo que veedores, periodistas, concursantes y, por lo que supimos después, el propio director de Control Urbano del Distrito, hemos venido exigiendo. Lo que colgaron, y solo después de que Metro.Com hiciera caer en cuenta que no lo habían hecho, son los resultados totales. Con ello, la dependencia distrital se limitó a cumplir lo dispuesto en el númeral 6.8 de las Bases del Concurso, que establece que, recibida la lista de admitidos por parte de la universidad, la Secretaría "expedirá una resolución que contenga los resultados totales del concurso. Dicha resolución será publicada en lugares visibles al público... y se publicará en las respectivas páginas Web".

Pero sucede que, en aras de la transparencia y como único mecanismo posible para garantizar el derecho a la defensa y al debido proceso, es necesario que se den a conocer -también y sobre todo - los puntajes parciales, los que se otorgan a cada uno de los componentes de los distintos requisitos, cuyas sumas arrojan, al final, los puntajes totales. Y es el Decreto 1469 de 2010 el que determina que ello sea así, y no los veedores, periodistas, concursantes ni el el director de Control Urbano.

Este último funcionario, el doctor Ramón Pérez Yepes, como responsable de la supervisión del contrato suscrito con la Universidad de San Buenaventura, ha insistido en que debe darse a conocer el "informe detallado respecto a la calificación de los participantes en el concurso de méritos, teniendo en cuenta el artículo 87 del Decreto 1469 de 2010 y de acuerdo a los factores de evaluación y criterios de calificación que se establecen en la misma disposición, respecto a los siguientes aspectos y calidades: 1) En la prueba de conocimientos sobre las normas municipales, distritales y nacionales en materia de desarrollo y planificación urbana y territorial, detallar la norma, fundamento legal, teoría arquitectónica que sustente cada pregunta de esta. 2) Respecto a la experiencia laboral, acreditación de las calidades académicas y experiencia del grupo interdisciplinario, estudios de postgrados y entrevista, se requiere se especifique la forma, distribución de los porcentajes, puntos adicionales y calificación de cada punto de todos estos aspectos, conforme a lo establecido en la misma disposición".

Las Bases del Concurso recogen lo dispuesto en el Decreto 1469/10, y ello debe cumplirse. Por ejemplo, en el numeral 7.2.3. se determina, entre otras cosas, que el concurso de méritos "incluirá la evaluación de los títulos de posgrado en las áreas de la arquitectura, de la ingeniería civil o en otras relacionadas con el desarrollo o la planificación urbana y regional, o en derecho urbanístico o en economía urbana... El puntaje máximo asignable por este concepto es de 75 puntos, que se aplicará de la siguiente forma: Un máximo de 20 puntos por cada doctorado. Un máximo de 15 puntos por cada maestría. Un máximo de 10 puntos por cada especialización".

Eso, y solo eso, pero nada menos que eso, es lo que se viene exigiendo tanto a la Secretaría de Planeación como a la Universidad de San Buenaventura. No atender esa solicitud, fundamentada legal y constitu- cionalmente de manera suficiente, no solo pone en entredicho la cacareada transparencia de la Administración sino que deja la impresión de que podría ser cierto que existe un marcado interés, como aseguran privadamente -incluso - algunos servidores públicos, por direccionar el cuestionado proceso en beneficio de ciertos candidatos.