::.Síganos también  en--.>

Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

******************************************************************************************************************************************************************************************************************
******************************************************************************************************************************************************************************************************************
Deportes

  Este espacio
  está reservado
  para su publicidad.
  Llámenos al
  3186062855
  o escríbanos a
  juancardila@gmail.com
Haga click aquí >>>

  Este espacio está reservado para su publicidad. Llámenos al 3186062855 o escríbanos a juancardila@gmail.com
El concejal Pastor Jaramillo Robles aseguró que no es cierto que constitucional o legalmente el alcalde Dionisio Vélez Trujillo esté obligado a nombrar a un representante de las negritudes en su gabinete. "Ello carece de asidero reglamentario; en ninguna norma de las que conforman las piezas constitucionales sobre el Régimen o Poder Municipal se establece la obligatoriedad de nombrar afrodescendientes en los gabinetes locales o seccionales; es más, esa supuesta obligación tampoco figura en los Acuerdos, Ordenanzas o Leyes que yo conozca. En consecuencia, esa es una premisa falsa". 

Se refería el dirigente del partido Cambio Radical a las críticas de varios de sus colegas, entre ellos el concejal César Pión González, a los nombramientos realizados hasta ese momento por el alcalde distrital, porque no ha vinculado a su gabinete a ningún afrodescendiente a pesar de que -según ellos - tiene la obligación de hacerlo. En varias ocasiones Pión, conjuntamente con otros concejales, ha criticado los nombramientos realizados, entre ellos el de Carlos Granadillo como secretario de Hacienda, por haber sido aportante a la primera campaña de Vélez en el 2011.

"Considero que todos los concejales están legítimamente revestidos de la facultad de pensar y opinar lo que consideren del nuevo gobierno local; no obstante, creo que las declaraciones esgrimidas por varios de ellos, sobre los nombramientos del nuevo gabinete, tienen elementos harto discutibles y bastante relativos", manifestó Jaramillo Robles. Y agregó: "lo primero es lo que para mí indican el sentido común y la delicadeza administrativa, y es que la llegada del doctor Vélez al Palacio de la Aduana es el resultado de unos comicios atípicos, fruto de los cuales solo hubo una semana para efectuar el empalme y enterarse del estado real, a cuenta gotas, del Distrito. Normalmente, los tiempos de este tipo de cambios del Poder Municipal son de 2 meses. Recordemos que Dionisio Vélez se posesionó apenas el 22 de julio. Creo que es imposible, física y metafísicamente, dar cuenta en tan sólo tres semanas del trasegar de una administración que ha tenido en más de 19 meses cinco alcaldes y varios gabinetes. Considero que sobre este punto le están exigiendo al alcalde algo imposible y, en verdad, por encima de las capacidades humanas".

De acuerdo con Jaramillo, cuyo grupo político no respaldó la candidatura del alcalde, "debe recordarse que el doctor Vélez se ganó, en una elecciones legítimas y respetando las reglas de juego, el derecho a imprimirle su propio sello a la Administración. Esa es una de las más importantes característica de la Rama Ejecutiva en los estados democráticos. El alcalde está facultado a escoger con plena libertad, de entre las personas que simpatizaron con su propuesta de gobierno, a quienes deban acompañarlo en su gobierno".

Para el concejal, las críticas que se vienen haciendo a varios de los nombramientos "carecen de fundamentos reales y más bien, con todo respeto, las juzgo como apresuradas, sistemáticas, poco estructuradas y sin mayor certeza".

Jaramillo pidió que tanto concejales como ciudadanos en general le den un compás de espera a la Administración y "esperemos las actuaciones de los funcionarios; yo lo que veo es a un alcalde joven con deseos de tener un equipo serio, técnico y de su confianza; los nombrados son personas que simpatizaron con su propuesta de gobierno y eso, pienso, es sano para la ciudad". Según él, "los únicos limitantes que tiene el alcalde Vélez para configurar su gabinete, y darle la fisonomía que él considere, son las normas que regulan el acceso a la función pública, y ninguno de sus críticos ha demostrado con sólida certeza que no lo haya hecho. Es más, goza de total independencia frente al Concejo para hacerlo".      














Prensa Alcaldía
        POLÍTICA
Por mirada a los primeros días de Dionisio Vélez
Afloran primeros choques entre varios de los concejales
Al tiempo que el concejal César Pión -del partido de La U - cuestiona los nombramientos realizados por el alcalde, su colega Pastor Jaramillo -de Cambio Radical - dice que este tiene plenas facultades para integrar su gabinete con las personas de su plena confianza.