::.Síganos también  en--.>

Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

******************************************************************************************************************************************************************************************************************
******************************************************************************************************************************************************************************************************************
Deportes

  Este espacio
  está reservado
  para su publicidad.
  Llámenos al
  3186062855
  o escríbanos a
  juancardila@gmail.com
  Este espacio está reservado
  para su publicidad.
  Llámenos al 3186062855
  o escríbanos a
  juancardila@gmail.com
Quienes transitan por el tradicional barrio de El Espinal y, sobre todo, quienes visitan el centro comercial Mall Plaza, a un costado de Chambacú, miran con preocupación que, a la vista de todos, se levanta una mole de concreto que oculta, literalmente, uno de los monumentos patrimoniales que enorgullecen a los cartageneros: el Castillo de San Felipe de Barajas

Que se sepa, salvo voces aisladas que se expresan, principalmente, a través de las redes sociales o mediante comentarios a las noticias publicadas en los diferentes medios de comunicación, nadie ha dicho nada -formalmente - sobre lo que pareciera ser, de bulto, una clara violación a las normas urbanísticas sobre defensa de los bienes de interés cultural y patrimonial.

Sólo ahora, cuando el proyecto bautizado con el pomposo nombre de 'San Lázaro - Distrito Arte', de la Sociedad Paisar S.A, ha avanzado en un porcentaje bastante apreciable, es cuando la División de Patrimonio del Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena - IPCC, ha tomado cartas en el asunto, y ha requerido de la Comisión de Veeduría de las Curadurías Urbanas una "revisión urgente y concepto sobre la aplicación de las normativas urbanísticas vigentes" sobre las obras que se adelantan en la manzana 136 en el "área de influencia del Castillo de San Felipe".

En carta enviada a los miembros de la Comisión, el Jefe de la División de Patrimonio del IPCC, Olimpo Vergara Vergara, señala que "considero que se presentan serias dudas con respecto a la limitación de las alturas aprobadas en la licencia de construcción, habida cuenta que la intervención que se está realizando está ubicada en una zona de defensa o influencia de un bien de interés cultural de carácter nacional".

De acuerdo con lo que se ha podido determinar, el proyecto, que cuenta con la correspondiente licencia -otorgada por la Curaduría Urbana No. 1 - contempla la construcción de dos pisos, un altillo "y un volumen que excede la altura del altillo", en el cual funcionará un auditorio.

Según Vergara, se autorizó para este proyecto una altura de 13.65 metros, "cuando la norma contempla, para estas áreas de influencia, dos pisos de altura, es decir apenas siete metros".

Lo curioso es que el proyecto 'San Lázaro – Distrito Arte', que se inició en el año 2010, cuenta con el concepto favorable del mismo Comité Técnico de Patrimonio del IPCC, además de la licencia de construcción aprobada por la Curaduría Urbana No 1.

Como se sabe, las Comisiones de Veeduría de las Curadurías Urbanas están integradas por el alcalde municipal o distrital o su delegado, un representante de las asociaciones gremiales sin ánimo de lucro o fundaciones cuyas actividades tengan relación directa con el sector, el personero municipal o distrital, un representante de la Sociedad Colombiana de Arquitectos y un representante de la Sociedad Colombiana de Ingenieros.






        CARTAGENA
El IPCC expresa "serias dudas" sobre altura aprobada
Encierran 'literalmente' al Castillo de San Felipe a la vista de todas las autoridades



El IPCC le solicitó a la Comisión de Veeduría de las Curadurías Urbanas revisar el Proyecto San Lázaro, que se levanta a un lado del Castillo de San Felipe, para establecer si las obras cumplen las normas urbanísticas vigentes.