::.Síganos también  en--.>

Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

CARTA ABIERTA DE DISCULPA PÚBLICA AL RECTOR
DE LA UNIVERSIDAD DE CARTAGENA GERMÁN SIERRA ANAYA

Por favor Señor Rector Germán Arturo Sierra Anaya, ESPERO ACEPTE MIS DISCULPAS.

"Solapado de mierda" fue el término que utilicé para referirme a usted en la red virtual de facebook  el jueves 14 de marzo de 2013, como comentario a la publicación de la Revista Metro.com: Rector de Unicartagena le pide a @RevistaMetro aclarar ante sus lectores que él "dijo NO y es NO..."  (<<< leer)

Le reitero mis disculpas. Siento mucho lo sucedido y espero, como bien lo expresó en su carta al Gobernador de Bolívar, sumarme al debate "desde el complejo ejercicio argumentativo" y, lo que es más importante, "desde el respeto a las personas".

Sin embargo, y sin ánimo de justificarme, aprovecho para hacer algunas aclaraciones sobre lo sucedido. Sea esta también la oportunidad para destacar algunos antecedentes que al parecer no conoce.

Señor Rector: 

Dice Salman Rushdie, "sin el derecho a ofender, no se puede hablar de libertad de expresión". Y cito al escritor indio porque el insulto, las palabras fuertes, aparte de ser una reacción de nuestra condición humana, son quizá la única arma de defensa que tenemos los individuos 'anónimos' frente a los poderosos de todo tipo para que nos puedan atender.

Hace exactamente dos años, en mi calidad de estudiante de esa Alma Máter, emprendí una investigación sobre el Acuerdo 036 de 2007 que nunca se ejecutó.  (<<< leer)

Como puede ver, utilicé la red social como soporte para la denuncia. Un texto claro y argumentado. Sobre el particular, pedí audiencia con usted y no fue posible. Solicité documentación para soportar mi trabajo y nunca me la proporcionaron. Decliné en el intento. Lo hice a partir del respeto.

Como aspirante al Consejo de Facultad de Ciencias Sociales por la plancha "La Autonomía es Primero" le solicité garantías para que funcionarios de la Universidad dejaran de intervenir en el proceso, al parecer, favoreciendo a la otra plancha que finalmente ganó. Lo hicimos a partir del respeto y las evidencias, pero nadie nos contestó. (<<< leer)

En vista de no encontrar respuestas, aun cuando siempre apelé a la libertad de expresión que según usted no he "comprendido", el portal web 'Sin Vergüenza' publicó un texto que desde el respeto y los argumento titulé: El Rector Inalcanzable. (<<< leer)

Un texto, en lugar de contestatario, "ordinario" y panfletario", propositivo y reflexivo. Allí lo exhorto, en el estilo que me caracteriza, a propender porque no solo los suyos tengan derecho a recibir explicaciones. A que un estudiante -en ese momento de V semestre de Comunicación Social - sea tan importante como un decano o un Representante a la Cámara.

Esa "mal comprendida libertad de expresión" suscitó que su directora de Comunicaciones se acercara al programa de Comunicación Social a pedir explicaciones de la columna de marras, porque le parecía inaudito que un udeceísta aplicara, sin temores, con criterio y responsabilidad, lo que en las aulas en que me formo -aún me formo señor Rector - se me ha enseñado.

Señor Rector, como ve, para disentir siempre he apelado a los argumentos. Lo hago a través de mis comentarios en facebook, mi cuenta en twitter, blog y, esporádicamente, unas columnas en varios medios de comunicación.

Comprendo -y es un debate que debe darse desde la academia - que "a veces no se sabe cuándo actúa la persona y cuando el funcionario".

Reconozco mi error pero, a la vez, me entristece que, antes de emitir esa expresión soez que lo ofendió y que motiva este intercambio epistolar, "me sumé al debate" a través de ocho puntos que denominé: "En la cartelera principal de la Universidad de Cartagena se puede leer este comunicado firmando por su Rector. Estas son mis consideraciones". (<<< leer)

Por último, debo ADVERTIR que lo esbozado es producto de mi opinión como ESTUDIANTE ACTIVO de VIII semestre de Comunicación Social y Periodismo de la institución que usted dirige; NADA TIENE QUE VER con el pensamiento de la administración departamental a la que orgullosamente pertenezco. Eso debe quedar claro.

Aprendí la lección: soy consciente de esa delgada línea entre la "persona y el funcionario"; espero usted tenga la nobleza de disculparme y tomar en cuenta lo descrito en este oficio.

Quiero decirle por último, Señor Rector, que antes de ser miembro de un Gobierno soy un ciudadano y, ante todo, un ESTUDIANTE de esa Alma Máter, y tengo derecho a desarrollar mis ideas en el marco de esa condición que me asiste, sin ser confundidas. Pido se me otorgue ese beneficio que, además, es un derecho adquirido.

Gracias por su atención.


Juan Diego Perdomo Alaba
C.C 73200310 de Cartagena de Indias
Estudiante de VIII semestre de Comunicación Social y Periodismo
Universidad de Cartagena
Código: 0390910045