Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

::.Síganos también  en--.>
En su edición de la primera semana de agosto de 1999, la revista Semana, en un informe titulado 'Cartagena dijo no más' se refirió a la audiencia pública convocada por la Contraloría General en el Centro de Convenciones de Cartagena, en el marco del control excepcional realizado a la Alcaldía, la Personería y la Contraloría de la época, y aseguró que la misma permitió descubrir "la olla podrida más grande en la administración de la Ciudad Heroica". Según Semana, "en enero de 1997 sucedió algo histórico en la política cartagenera: al menos la mitad del Concejo quedó renovada por nuevos integrantes de diferentes corrientes partidistas y de opinión", a lo cual atribuyó los logros alcanzados años más tarde en materia de lucha contra la corrupción. (Ver ARTÍCULO DE SEMANA)


Ecos del último informe de Semana sobre Cartagena
Y, entonces, ¿quiénes tuvieron la culpa?

Pinedo, como se sabe, participó en un proceso de selección en el cual participaron, además, Claudia Fadul Rosa y Dionisio Vélez White. Y luego, a mediados de septiembre, varios de los entonces candidatos a la Alcaldía, entre ellos Amaury Martelo (del Movimiento Nacional), Rafael Vergara (del Polo Democrático) y César Anaya (de Apertura Liberal), renunciaron a sus aspiraciones y se unieron a su campaña, logrando que la mayoría de los grupos, movimientos y partidos que los apoyaban adhirieran también a la 'marimulata'. (Ver LISTA DE RESPALDOS)


Inmediatamente leyó dicha nota, el entonces presidente del Concejo, Nicolás Pareja, le escribió al director de Semana solicitándole que le dieran a conocer a sus "lectores un hecho importante, que infortunadamente no fue tratado en su informe sobre Cartagena", lo cual, a juicio del novel dirigente político, "es justo que se sepa", y es el que "las denuncias formuladas contra la administración distrital y demás entidades se deben a la actitud valerosa de ciudadanos que dieron la cara al momento de formularlas en audiencia pública, y la posterior constitución de entidades que, como la Veeduría Ciudadana, le han hecho seguimiento, a costa del propio riesgo personal de sus integrantes, a las investigaciones. Las veedurías ciudadanas y sus corajudos integrantes se han constituido en el factor clave de este proceso. Eso es mérito de ellos, que no del Concejo". (Ver MENSAJE DE NICOLÁS PAREJA)


Sin duda, una actitud honesta; gallarda. Pareja pudo callar y permitir, con su silencio, que la opinión pública nacional se formara la idea de que sólo un puñado de concejales cartageneros había logrado la hazaña de 'tumbar' a un alcalde, un personero, un contralor y otros funcionarios cuestionados, iniciando con ello, después de varios intentos fallidos, un exitoso proceso de depuración de las costumbres políticas en la ciudad.

Ahora, doce años después, Semana hace un reconocimiento similar. En su última edición, la revista se ocupa otra vez de la capital de Bolívar, en esta oportunidad para advertir que, a pesar de que los actuales mandatarios de Nariño, Cesar, Cali y Cartagena "renovaron la política, ninguno tiene sucesor, y los políticos tradicionales aceitan la maquinaria para retomar el poder"; y en su nota, titulada 'Maquinarias a la vista', la revista dice que "el movimiento independiente Cartagena 1815: La Heroica No Se Rinde logró elegir a Judith Pinedo, 'María Mulata', y a dos concejales". (Ver NUEVO ARTÍCULO DE SEMANA)

Se refiere el medio a la elección, en octubre de 2007, de Judith Pinedo como alcaldesa y de Jorge Cárcamo y Andrés Betancourt como concejales, quienes fueron inscritos ante la Registraduría por el movimiento 'Por una Sola Cartagena', integrado por varios grupos políticos, cívicos y sociales, entre ellos '1815'. A este colectivo se sumaron durante la campaña -directa e indirectamente - otros movimientos y partidos políticos, así como diversas organizaciones sociales.


Paralelamente, el mismo movimiento inscribió una lista al Concejo, integrada, entre otros, por Édinson Faciolince (del grupo de Jaime Espinosa Faciolince); Wadi Romano (del grupo de los hermanos Romano Ascanio); y Augusto Afanador (del grupo del ex congresista Rafael Borré). De esta lista obtuvieron credencial, por haber obtenido las dos más altas votaciones, Jorge Cárcamo (ex personero liberal) y Andrés Betancourt (conservador y coordinador de 1815). (Ver LISTA Y RESULTADOS ELECTORALES).


De los resultados electorales de esta lista se desprende que, mientras por Judith Pinedo votaron 116.755 ciudadanos, el movimiento obtuvo 3.709 votos; Cárcamo 2.643 y Betancourt 1.871; los restantes candidatos sacaron, en total, 10.153 sufragios.

Pero, a pesar de que estos datos reflejen que el grupo 1815 no fue el único que eligió a Judith Pinedo y a dos concejales, como sugiere la revista Semana y como, guardando silencio, aceptan sus directivos, la pre- xxxx


gunta que cabe es: ¿quién o quiénes -en todo caso- son los responsables de que, como asegura Semana, por la 'mariamulata' votaran ciudadanos "cansados del clientelismo y de la política tradicional" y, sin embargo, hoy la alcaldesa no tenga "un sucesor del mismo talante carismático e independiente que pueda continuar el legado" que inició?

Independientemente de que los jefes de 1815 convengan o no en que un proceso como el que llevó a Pinedo a ganar las pasadas elecciones, con 45.218 votos más que Juan Carlos Gossaín, necesitó del concurso de numerosos sectores, hay que analizar qué fue lo que ocurrió en estos tres años y medio de gobierno 'mariamulato' para que, como infiere Semana, los candidatos más opcionados a ocupar el primer cargo del Distrito no correspondan al perfil de la actual alcaldesa. 

¿Quién, o quiénes, tuvieron la culpa? ¿La alcaldesa que, según analistas, se dedicó a gobernar y dejó en manos de otros el manejo de la política local? ¿Los dos concejales de su mismo movimiento (¿o apenas uno de ellos?) que terminaron aliados con los principales contradictores de la mandataria? ¿Los líderes de los grupos que apoyaron a Pinedo, por no haber interpretado la coyuntura política del Distrito o no haberse acomodado a un esquema de gobierno por el cual, lo hayan querido o no, votaron más de 116 mil ciudadanos? ¿Aquellos que, cuando la gobernante fue víctima de los más duros ataques estuvieron en la sombra y no salieron a defenderla, a sabiendas de que no se atacaba a una persona sino a un proceso? ¿Algunos empresarios que respaldaron a la 'mariamulata' pero, una vez obtenida la victoria, se dedicaron a sacar provecho personal de sus cercanías con la administración? ¿Algunos funcionarios que no estuvieron a la altura de su jefe? ¿Algunos funcionarios que tuvieron siempre otros jefes? ¿Todos los anteriores? ¿Varios de los anteriores? ¿Ninguno de los anteriores? ¿Otros…?

Judith Pinedo, César Anaya y Rafael Vergara, durante la proclamación de la alianza de los tres sectores - Archivo Metro.Com
Los concejales Andrés Batancourt
y Jorge Cárcamo - Archivo Metro.Com


El entonces presidente del Concejo,
Nicolás Pareja - Archivo Metro.Com
     OPINIÓN