::.Síganos también  en--.>
Tribuna Libre
O cambian o los cambian
Por Carlos Ardila González

Durante el pasado mes de enero, uno de los más reconocidos simpatizantes y "agitadores" de la campaña de Juan Carlos Gossaín a la Alcaldía, el veedor (¿?), abogado (¿?) y periodista (¿?) Héctor Pérez Fernández, inundó sorpresivamente los programas y noticieros radiales con elogios y manifestaciones de todo tipo a favor de la recién posesionada alcaldesa Judith Pinedo Flórez. 

Días después, el mismo personaje, que pasó de atacar con ignominiosa virulencia a la mariamulata a lanzarle todo tipo de flores tras su categórico triunfo, retornó a su actitud original e inició una sistemática campaña en su contra, señalando a los cuatro vientos que, entre otras cosas, la mandataria de los cartageneros no había hecho honor a sus pactos políticos.      

De acuerdo con fuentes de entero crédito, Pérez pretendía que le permitieran seguir manejando a su libre antojo, tal como lo hizo durante los últimos años, el convenio Col - 005 suscrito con el Plan de las Naciones Unidas para el Desarrollo - PNUD. A pesar de la obsecuencia asumida, sin embargo, no pudo lograr su cometido. (A propósito, ¿cuándo se conocerá el informe de la Comisión de Empalme sobre el manejo del PNUD durante la  administración Curi Vergara?)

En días pasados, el ex candidato a la alcaldía César Anaya Cuesta manifestó a unos funcionarios y a varios de sus simpatizantes que se iba a ver obligado a revelar el contenido de una grabación que supuestamente había obtenido durante la pasada campaña electoral, ya que "la alcaldesa no le ha cumplido los compromisos adquiridos", que no son otros, según él, que ratificar en sus puestos a unos cuantos amigos suyos "y el manejo del EPA y la dirección del DATT".

No obstante, se pudo establecer que Anaya aspira a que se le mantenga no sólo la cuota burocrática y contractual que tuvo durante la pasada administración, sino además otras prerrogativas que, a juicio de quienes conocen el tema, son sencillamente inaceptables. (A propósito, ¿cuándo se conocerá el informe de la Comisión de Empalme sobre el manejo del EPA, el DATT, las concesiones y las interventorías a éstas durante los últimos dos años?)

Desde cuando se conocieron los resultados de las pasadas elecciones, un reducido número de noticieros y programas radiales se constituyeron en verdaderas máquinas de guerra desde donde, literalmente, unos periodistas dispararon todo tipo de misiles contra la candidata ganadora y los promotores de su campaña, y hoy lo hacen contra todos los actos de los funcionarios distritales. Casualidad o no, el hecho es que son los mismos a quienes el ex alcalde Curi favoreció con millonarios contratos por servicios de dudoso beneficio.       

Se supo que, por decisión de la alcaldesa, ese excluyente y marcado favoritismo hacia unos pocos no se presentará durante su administración, lo cual -por lo visto (¿o por lo oído?) - tiene angustiado a más de uno. (A propósito, ¿cuándo se conocerá el informe de la Comisión de Empalme sobre el manejo de la pauta publicitaria durante los años 2006 y 2007, para que la ciudadanía conozca porqué tres o cuatro periodistas no se cansan de evocar a Nicolás Curi y sus funcionarios ¡y hasta les rinden homenajes! y tienen montada una campaña en contra de Judith Pinedo y los suyos?)
  
El pasado 28 de octubre, casi 116 mil cartageneros votamos en contra de las viejas prácticas políticas que se habían (¿se han?) entronizado en la Administración. Como consecuencia de ese mandato, se impone que quienes pretendan seguir contando, o contar algún día, con la confianza ciudadana, reconozcan que las dependencias oficiales no pueden seguir siendo escenario expedito para el enriquecimiento rápido y, en ocasiones, ilícito. (A propósito, ¿cuándo investigarán los órganos de control a los servidores públicos que entraron a la pasada Administración con una mano adelante y otra atrás y hoy son unos excelsos potentados?)  



cardilared@hotmail.com

Mayo de 2008
     OPINIÓN

Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

  * Director de Metro.com