Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

::.Síganos también  en--.>
Tribuna Libre
De Mockus a Pinedo
Por Carlos Ardila González

En el libro 'Retratos del Poder', refiriéndose al acceso a la Alcaldía de una persona sin experiencia en Administración Pública, la periodista María Teresa Ronderos dice que la pregunta de todos era "¿cómo iba a administrar una urbe caótica… llena de feudos y mafias…? Podía ser un rotundo fracaso. Y así lo comenzaron a temer muchos en los primeros meses de su gobierno… (cuando) nombró a… desconocidos en la vida pública, y a los setenta y siete días de mandato aún no terminaba de armar su gabinete".

Sobre la forma cómo se enfrentó a los políticos tradicionales, manifiesta Ronderos que "…les dijo que no venía con la maleta llena de puestos oficiales ni de contratos. El plan de desarrollo lo sacó por decreto para impedir que los concejales de la ciudad, con sus trucos, plasmaran allí intereses particulares… e hizo un esfuerzo monumental para que en los debates primara el interés público". 

Sabrán los lectores que se trata de Antanas Mockus cuando gobernó a Bogotá la primera ocasión; y habrán advertido las similitudes entre esos hechos y los que vive hoy Cartagena bajo la administración de Judith Pinedo.

Y haciendo memoria pueden encontrarse más semejanzas: en las dos propuestas de gobierno el objetivo central más que la ciudad era el ciudadano; los dos mandatarios  manifestaron siempre un vivo interés por no patrocinar ningún tipo de venalidad; y en ambos casos los gobernantes comenzaron su mandato con un amplio respaldo popular.

Existe una gran diferencia, claro está, entre Mockus Sivikas, un académico bogotano que conoce los más recónditos secretos de las matemáticas puras pero ignoraba en ese entonces dónde quedaba Ciudad Bolívar o San Cristóbal; y Pinedo Flórez, una abogada cartagenera que conoce los barrios de la ciudad, tiene experiencia en Administración Pública y ha estado cerca de los políticos locales por haber hecho parte del Concejo en una de sus épocas de mayor ebullición.

Sobre el resultado de los esfuerzos desplegados por Mockus en su primera administración, expresa la periodista que "le tomó tiempo reversar una forma de mandar que había imperado en la ciudad muchos años. Pero al final… sembró tres revoluciones: le fracturó el espinazo al clientelismo, ese tráfico político que explota las necesidades de la gente para mantenerle dominada; hizo que la vida volviera a valorarse; y despertó la conciencia ciudadana".

En el caso de Cartagena, por los contundentes resultados electorales del pasado 28 de octubre, se infiere que la mayoría de los ciudadanos anhelan que en 2011, al término de la actual Administración, se hayan obtenido resultados similares.

Pero para sembrar esas revoluciones, parodiando a Ronderos, es necesario que la Alcaldesa no consienta chantajes ni extorsiones. Que comprenda que quienes detentan privilegios mal habidos no van a cederlos sin oponer resistencia. Y que recuerde que, aún sin el respaldo del Concejo pero sí el de los ciudadanos y ciudadanas del común, como ocurrió en Bogotá durante la primera administración de Mockus, los gobiernos legítimos pueden lograr sus metas.



cardilared@hotmail.com

Mayo de 2010
     OPINIÓN
  * Director de Metro.com