::.Síganos también  en--.>
Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

ANÁLISIS FINANCIERO

De acuerdo con los estudios realizados por varios expertos, entre ellos el dirigente gremial -y socio de la interventoría del aseo - William Murra Babún, los efectos económicos de firma de los Otrosíes saltan a la vista si se tienen a la mano los términos de referencias de la licitación respectiva, con sus respectivos anexos, y los contratos originales.

Revisados estos documentos -aseguran - "no existe la menor duda de que los oferentes tenían conocimiento de que las zonas que se les adjudicó tenían que mantenerse limpias dentro de un horizonte de 8 años y para el efecto, el concesionario dispondría de unas tarifas y frecuencias de barrido y recolección claramente definidos en el
anexo 6 de los pliegos".

Sobre los considerandos y estudios previos de los Otrosíes, los expertos cuestionan que se diga que hay que considerar -ahora - que Cartagena es un destino turístico mundial, "como si en el año 2005, cuando se firmaron los contratos, esa situación hubiera sido muy diferente".

Con algo de sorna, señalan que en los considerandos de los Otrosíes se diga que ahora sí se seguirán los lineamientos de un servicio que encaje dentro del concepto o definición de área limpia, como si al momento de firmar los contratos originales se hubiera hablado de "mantener a medias el aseo de la ciudad, es decir, medio sucia".

En uno de los documentos que analizan con lupa auditores al servicio de la Procuraduría se denuncia que los operadores pretenden legalizar -ahora - su incumplimiento en materia de mantenimiento de una flota de equipos adecuada, que garantizara a la ciudad un buen servicio de aseo. Según los expertos, los concesionarios del aseo no mantuvieron los centros de atención inmediata para quejas y reclamos establecido en los contratos; ni un centro de información comercial, como también lo exigían los pliegos con la creación de INFOASEO, un ente que debió crearse al momento de iniciarse la operación, y ahora se pretende -con los Otrosíes - hacer ver que se trata de compromisos nuevos.

En un oficio remitido a la Procuradora Delegada para la Contratación, Irma Trujillo, el empresario William Murra pidió tener en cuenta, al momento de realizar los estudios de las consecuencias financieras de los Otrosíes, "el promedio mensual de facturación de PACARIBE, que está en el orden $2.200 millones y de URBASER, en $1.800 millones; el recaudo mensual promedio de PACARIBE, que equivale a un 92%, y el de URBASER, a un 85%; entre otros aspectos".

Según Murra, "el concesionario PACARIBE ha dejado de invertir contractualmente el 35% de lo ofrecido para el primer año, lo que equivale a $2.135 millones". "URABSER sí ha cumplido con la inversión que ofreció en el primer año de operación", aclaró.

"Como quiera que en las postrimerías del primer semestre de 2010 la multa impuesta a PACARIBE por la SSPD en razón a que no transfería adecuadamente los subsidios al FSDI se confirmó en última instancia, el concesionario empezó a mostrar el balance mensual de subsidios y contribuciones adecuadamente pero la suma que manda al FSDI mensualmente la toma atrevidamente de los excedentes del punto 3 anterior. Por eso hoy, mientras que desde Julio 2010 se han transferido $2.136 millones al FSDI, se han dejado de transferir $2.136 millones", denunció Murra, tras señalar -además - que "PACARIBE ha dejado de transferir desde el inicio del contrato $2.800 millones aproximadamente al FSDI por lo que, a su vez, el Distrito debe a URBASER, por transferencias de subsidios, $2.200 millones aproximadamente".

"Así las cosas", remató el dirigente gremial su arta a la Procuraduría, "podríamos estimar los efectos económicos de los otrosíes de la siguiente forma, asumiendo un IPC igual del 3% anual para cada uno de los tres años:

a.    Facturación de los tres años adicionados a los contratos, asumiendo que la remuneración se sostiene igual, cosa que no podemos afirmar tan fácilmente porque no se tocó en los otrosíes y muy posiblemente, conociendo la clase de concesionarios que tenemos, nada de extraño tendría que entrado el noveno año de operación salgan con la tesis de que al acabarse el período de 8 años para el cual fue concebido el contrato se da inicio a uno nuevo de tres años y por ende la remuneración es similar a la que se tenía en el año 1:

PACARIBE: (65.41+62.12)/2*2200*12*1.03)*1.03)*1.03=$ 53.400 millones en los tres años. De esa suma, se presume por los balances financieros de fiducia que la utilidad podría estar en el orden de los $14.000 millones.

URBASER: .7*1800*12*1.03)*1.03)*1.03=$48.000 millones y una utilidad esperada de $12.000 millones. PGIR, INTERVENTORIA y RELLENO SANITARIO:$31.000 millones.

b.    Legalización del incumplimiento de PACARIBE en la inversión de equipos: $ 2.135 millones

Faltaría calcular el impacto económico producto de los servicios especiales y de frecuencias adicionales que negocia directamente el concesionario con funcionarios de la Unidad Asesora de Servicios Públicos. Nadie quiere dar razón con la excusa de que los funcionarios que estaban ya no están. De todas maneras, en lo corrido del presente año, se han cancelado por esa vía unos $2.400 millones".