Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

::.Síganos también  en--.>
Se rumora que a raíz de la salida de la secretaria General de la Alcaldía de Cartagena, doctora Colombia Villamil, el alcalde Campo Elías Terán nombraría en su remplazo al abogado Ernesto Carlos Vélez Benedetti, el hijo de la ex alcaldesa Gina Benedetti de Vélez con Ricardo Vélez Pareja, y yerno del Notario Tercero del Círculo de Cartagena, doctor Alberto Marenco y de la también secretaria General de la Alcaldía en el gobierno anterior, señora Alicia Sáenz de Marenco.

Quiero advertir al alcalde Terán que Ernesto Carlos Vélez Benedetti, el personaje en mención, es uno de los cuatro denunciados y vinculados al proceso penal que la Unidad de Delitos Contra la Administración Pública de la Fiscalía General de la Nación investiga por la denuncia de la presunta comisión de los delitos de falsedad ideológica en documento público, enriquecimiento ilícito de particulares, cohecho, prevaricato por acción y asociación para la comisión de un delito contra la Administración Pública (Ver FACSÍMIL DENUNCIA)

Los hechos se remontan al año 2005 cuando, a manos del abogado Vélez Benedetti, representante legal de la firma de abogados COBROLEC U. T., fueron a parar un poco más de mil setecientos millones de pesos dentro del negociado que nació del pacto que el ex alcalde Alberto Barbosa Senior suscribió con el gerente liquidador de la Electrificadora de Bolivar, José David Morales Villa, a escasos trece días de finalizar su nefasto mandato.

Todo se derivó de un supuesto Convenio Interadministrativo que Barbosa Senior suscribió el 25 de noviembre de 2005 con Morales Villa, el de la Electrificadora en Liquidación, dentro del proceso ejecutivo 20355 de 2004 que cursó en el Juzgado Tercero Civil del Circuito de Cartagena, y a través del cual la Electrificadora de Bolívar en Liquidación, con embargos y secuestros, persiguió al Distrito de Cartagena por deuda que este le tenía por servicios de energía prestados a las extintas Empresas Públicas Distritales de Cartagena y a la Sociedad de Mercados de Cartagena, SOMECAR, por suma que ascendió a $18.367.346.963,oo, suma que fue dolosamente cruzada con los $12.505.956.953,oo que a su vez la Electrificadora le adeudaba a las Empresas Públicas de Cartagena y que estas, las EPD, a su vez, tenía supuestas obligaciones con la Distrito de Cartagena por la suma de $11.305.956.963,oo; de tal manera que al cruzar los $18.367.346.963,oo de la Electrificadora con los $11.305.956.963,oo y descontar una obligación de la Electrificadora con el distrito por la suma de  $ 900.000.000,oo, quedó un saldo a favor de la Electrificadora representado en la suma de $6.161.390,000,oo, los cuales pagó el Distrito con un titulo valor por valor de $1.107.916.615,oo y once bienes inmuebles que perteneciendo al patrimonio distrital dispuso arbitrariamente de ellos el señor Barbosa Senior, configurando claramente lo que se denomina 'Disposición de cosa ajena'.

Este mencionado y cuestionado Convenio Interadministrativo, hoy en manos de la Unidad de Delitos Contra la Administración Pública de la Fiscalía General de la Nación (Ver REMISIÓN A BOGOTÁ), fue suscrito en el año 2005, entre otros, por el ex alcalde Alberto Barbosa Senior y el entonces Secretario de Hacienda del Distrito de Cartagena, Gustavo Adolfo Mayo Díaz, hoy en el mismo cargo, amparados en la cuestionada figura de Cesión de Derechos Litigiosos que la Electrificadora le hizo a la Alcaldía y que sirvió de marco para que esta le cediera de manera irregular a la Electrificadora los bienes arriba referenciados, sin que para ello mediara la necesaria e imprescindible aprobación del Concejo Distrital que sesionaba en la época, ni fallo alguno del Juzgado Tercero Civil del Circuito, donde cursaba el proceso Judicial impetrado por Electribol contra las Empresas Públicas Distritales de Cartagena.

Se trató, entonces, de poner en manos del gerente liquidador de Electribol, José David Morales Villa, estas once propiedades y el titulo valor de $1.107.916.615,oo para que ya en sus manos y siguiendo el 'carrusel' entrara a operar la mencionada firma de abogados COBROLEC U.T.; a la cual la Electrificadora encargó nuevamente el mismo cobro de los $6.161.390.000,oo que ya había acordado cruzar y arreglado con el Distrito de Cartagena mediante el 'afamado' Convenio Interadministrativo, y que había quedado muy sospechosamente definido con la 'eficiente y rápida' suscripción de escrituras en la Notaría Primera de Cartagena, donde para la época laboraba como Coordinador Jurídico el señor Alberto Marenco, suegro de Vélez Benedetti. ¿Mera casualidad?

El encargo que José David Morales Villa hizo a la firma COBROLEC U.T., de Ernesto Carlos Vélez Benedetti, y que configuró mediante el Contrato de Cesión de Derechos de Crédito Nº 1, consistió en pagarle honorarios por cobro jurídico y prejurídico en exorbitante cifra del 25% sobre un cobro aproximado de $ 7.000.000,oo a la Alcaldía de Cartagena; la aproximación a la cifra resultante del cruce de cuentas mencionado; o sea, la Electrificadora en Liquidación le pagó a la firma COBROLEC U.T. la suma de $1,712.387.075,oo de la siguiente manera: 1.- Cediéndole los mismos $1.107.916.615,oo que había recibido de la Alcaldía de Cartagena; 2.- Cediéndole un (1) local comercial por valor de $460.000.000,oo ubicado en el 'Supercentro Los Ejecutivos' (donde funcionó Almacenes Pereira) que también había recibido de la Alcaldía y 3.- El resto, cediéndole acciones que Electribol tenía en Electrocosta, hoy Electricaribe.

Lo asombroso de todo es que el Juzgado Tercero Civil del Circuito certificó el día 23 de junio de 2006 que ni la firma de abogados COBROLEC U. T. ni el abogado Ernesto Carlos Vélez Benedetti, a título personal, habían actuado -jamás - dentro del proceso jurídico que la Electrificadora de Bolívar en Liquidación adelantó contra las Empresas Públicas de Cartagena en este despacho judicial (Ver CERTIFICADO DE JUZGADO)

Pronto se pronunciará la Fiscalía sobre el proceso penal en el que ya se encuentra como sindicado el actual Secretario de Hacienda Distrital, doctor Gustavo Adolfo Mayo Díaz, y como vinculados Ernesto Carlos Vélez Benedetti, representante legal de la firma de abogados COBROLEC U.T.; el ex gerente liquidador de Electribol, José David Morales Villa y el ex alcalde de Cartagena Alberto Barbosa Senior.

Sin ser contradictor del alcalde Campo Elías, quiero advertirle que tenga sumo cuidado para seguir escogiendo a sus colaboradores inmediatos y evitar seguir cayendo en equivocaciones perjudiciales para su gobierno y para la ciudad.


almodel2008@hotmail.com

* Médico Veterinario y Zootecnista. Exinstructor del SENA y exdirector de la UMATA de Cartagena.
De abogánsters y otras lacras
Por Álvaro Morales De León *

     OPINIÓN